ANV: en camino de nuevas conquistas 

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

ANV: en camino de nuevas conquistas 

Publicado en:

El constante trabajo de la Comisión Representativa de la ANV está permitiendo la eliminación gradual de las diferencias que se fueron generando a lo largo de 10 años. 

Con la representación de AEBU, los nuevos trabajadores de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) se van acercando en pasos sucesivos a una equiparación con sus compañeros provenientes del BHU.

La presidenta de la Comisión Representativa, María Eugenia Estoup, lo explicó así a Camacuá y Reconquista: «La Agencia Nacional de Vivienda se formó en 2008, en primer lugar con compañeros provenientes de la reestructura del Banco Hipotecario. Trabajadores de perfiles que no traíamos desde el Hipotecario pero que eran necesarios en la Agencia comenzaron a ingresar a ella como funcionarios genuinos. En primer término fueron profesionales; posteriormente, luego de muchas negociaciones y trabajo bipartito, logramos que pudieran también ingresar administrativos». 

En esta situación, con trabajadores en distinto régimen de contratación, está dispuesto legalmente que los funcionarios deben afiliarse al sindicato mayoritario, en este caso el de los provenientes del BHU que son la mayoría. Por tal motivo los nuevos compañeros se afiliaron a AEBU, que los representa en la Mesa Central Coordinadora de Entes. «Los que provenimos del BHU estamos amparados por el convenio de la banca oficial. En cambio, estos otros compañeros constituyen un grupo que consideramos vinculado al sistema financiero. Ello no está reconocido así por el Poder Ejecutivo, pero entendemos que deberían integrarlo por las funciones que cumple la ANV. Al no estar abarcados por el convenio de la banca oficial, ellos reciben el amparo del convenio colectivo de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes», expuso Estoup. 

A partir de esta realidad la Representativa de la ANV comenzó su trabajo nivelador: «Nosotros hemos participado como AEBU siempre en la Mesa de Entes en la redacción del convenio colectivo, particularmente lo hicimos en el de 2015 que venció en 2018. Incluimos entonces un artículo que establecía que, por la condición de la ANV,  se establecía una comisión que iba a estudiar particularmente la situación de estos compañeros». Este fue el punto de partida para la mejora de unos trabajadores que —según los definió Estoup— «están en el piso de los derechos sociales y arrancan sin ningún beneficio».

Con la base del trabajo de esta comisión la Representativa de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) llegó a un preacuerdo que, en agosto de 2018, obtuvo un respaldo masivo en una asamblea celebrada en Cooperativa Bancaria y que quedará en el recuerdo de los ingresados después de 2008. 

Este paso supuso un salto cualitativo para estos, porque implicó el ingreso a la movilidad horizontal para los no provenientes del BHU, con un aumento de grado y de salario a partir del 1 de enero de 2019, y a la vez contar en el futuro con una carrera administrativa. Este grupo de trabajadores jóvenes fue el más representado entre los 60 asistentes a la asamblea y la razón de su mayor presencia fue que los puntos discutidos los alcanzaban de manera específica. 

Derecho reconocido 

Otra reivindicación era la partida por alimentación, de la cual se benefician los trabajadores del resto de los entes del Estado y que ronda los 11000 pesos. «En la ANV logramos que se reconociera que correspondía el pago de esa partida, dado que no estaba incluida dentro del sueldo. Tras este reconocimiento empezamos a cobrar una partida, pero no logramos el mismo monto que el que perciben los compañeros del resto de los entes del Estado. Esta es una lucha que venimos dando desde la firma del convenio de 2015. Si bien no se logró la equiparación al 100 % estaríamos en condiciones de firmar el convenio con lo alcanzado para seguir trabajando luego, con el fin de llegar a una equiparación completa», explicó la dirigente. 

 

Escuchar la noticia en Radio Camacuá