La denuncia viajó en barco y resonó en el Citi

El capitalismo salvaje practicado por Citibank no tiene cabida en Uruguay ni tampoco en Argentina, país al que se extendió la lucha de AEBU destinada a revertir 16 despidos.

AEBU llegó a Buenos Aires para denunciar 16 despidos en medio de un negocio millonario y en esa jornada brilló la solidaridad de un país hermano. Tanto La Bancaria Argentina como UNI Finanzas, dieron una gran mano para que dentro de la propia sede del Citi pudiera realizarse un acto de protesta que sienta un precedente: Ahora las acciones locales arbitrarias de un banco transnacional en un país pueden denunciarse a nivel internacional y de esta forma las reivindicaciones sindicales cobran un mayor relieve.

«El acto se terminó realizando dentro del lobby del Citibank con batería de murga, con bombo y redoblante, con  las banderas de los sindicatos y haciendo volanteada en el interior del banco», festejó emocionado Juan Fernández, presidente del Consejo del Sector Financiero Privado desde la capital argentina, a pocos minutos de finalizada la movilización, a la hora de hacer un balance primario.

Fueron seis los orientales que cruzaron el río con sus distintivos y sus banderas de AEBU, para participar en la movilización del 15 de junio: el citado Fernández; el secretario de Prensa y Propaganda del sector privado Walter Tabeira; la consejera de ese sector Anahí Vicario, junto a Iara, Gimena y Fernando, tres de los despedidos del Citi. Su misión era participar en una movilización sorpresiva, al estilo de las ya realizadas en nuestro país en varias oportunidades, y vaya si fue cumplida. Todos retornaron felices y de sonrisa ancha a Montevideo.

Además de la demostración de fuerza contundente lograda, cabe decir que esta dio en el centro del blanco, en Julio Figueroa, la autoridad regional del Citibank radicada en Buenos Aires con la cual AEBU quiere entrevistarse. El acto se realizó a la hora en que normalmente este ejecutivo se encuentra en el banco; su secretaria afirmó que no estaba, pero es muy claro que los elevados sonidos de la movilización llegaron potentes a sus oídos.

Hasta ahora AEBU ha enfrentado una cerrada negativa de los jerarcas del Citibank a explicar la razón de los 16 despidos y sus personeros se han limitado a recibir a AEBU por «cortesía». Esta es una clara demostración de la falta de argumentos de un banco que por un lado está construyendo una nueva y lujosa sede en Montevideo y acaba de hacer un negocio milmillonario, y por otro despide a funcionarios con más de 20 años de trabajo que lo hicieron posible.

Por eso AEBU quiere entrevistarse con Figueroa para hacerlo consciente de que esta medida ensombrece el prestigio del banco, y que en consecuencia instruya al gerente general local Gabriel González para revertir los despidos de nuestros compañeros. Para lograr este objetivo nuestro sindicato cuenta con el apoyo del diputado nacional argentino Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria de Argentina y presidente de UNI Américas Finanzas. Este dirigente ya ha solicitado una entrevista con Figueroa y AEBU considera que, dada su investidura, ella será conseguida. «Palazzo va a plantear la necesidad de que el reclamo de AEBU sea atendido en una mesa de diálogo, porque debemos recordar que no solo estamos ante una situación de 16 despidos, sino que ni siquiera pudimos establecer una mesa de diálogo», afirmó Juan Fernández a Portal AEBU. 

«El conflicto se ha generalizado en el sector financiero privado de bancos. No es de descartar que el próximo paso del sindicato sea amplificarlo y que alcance al sector oficial —al de los bancos públicos— dejando entonces totalmente comprometida la cadena de pagos de este país», advirtió Fernández.