Ollas a la calle

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Ollas a la calle

Publicado en:

Las ollas populares no resisten más el ausentismo del Gobierno y reclamarán este viernes más jornales solidarios, trabajo digno, vivienda y un freno a los desalojos.

Este viernes 23 de julio Redes de Ollas del Oeste realizarán una demostración pública en la Plaza Arismendi, a la entrada del Cerro. No habrá oradores pero sí carteles. Muchos carteles donde cada participante escribirá su consigna y su reclamo. 

Tras 16 meses de pandemia la respuesta del Gobierno a las necesidades de gente es insuficiente. «No nos alcanzan los kilos de harina y de azúcar entregados. Esas no son repuestas para los impactos sociales, que no son iguales para todos. Estas son respuestas paupérrimas. Terminamos respondiendo nosotros y nos sentimos usados». Así lo manifestó a Portal AEBU Brenda Bogliaccini, representante de la Red de Ollas y Merenderos del Cerro por Autonomía Digna, que reclama más jornales solidarios (se entregaron 15 mil para una cantidad de 250 000 solicitantes), más trabajo, más vivienda, soluciones para los asentamientos y freno a los desalojos. 

La militante social tiene una visión muy crítica de las posiciones asistencialistas o de caridad. Sus puntos de vista se apoyan en la realidad con la cual convive diariamente y se basa en las necesidades palpables de quienes acuden a las ollas. En ellas no solamente se brinda comida, también se gestionan consultas en policlínicas y se agendan vacunaciones, porque «para la agenda telefónica se precisan teléfono, hábitos y datos. Somos sustitutos del Estado ausente», remarcó.

Por este conjunto desvalido que tiene su expresión más dolorosa en la zona norte de Montevideo habla Bogliaccino cuando pide más respuestas del Gobierno. Como ella dice, «ya no aguantamos más» (frase espontáneamente surgida en un plenario de las ollas), y por ello saldrán a la calle este viernes quienes se hacen cargo de la logística, gestionan las cocinas y los receptores de este esfuerzo junto a los vecinos. Con ellos comparten una tarea que los une en abrazo solidario.

La del vienes no será la única movilización de las Redes de Ollas, porque el «ya no aguantamos más» no es un eslogan, es una vivencia a transmitir, y ello solamente se puede hacer saliendo a la calle por trabajo y dignidad, para hacer conocer realidades que pretenden cubrirse con caridad tercerizada.