En el Citi «vamos a ir hasta el final»

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

En el Citi «vamos a ir hasta el final»

Publicado en:

Una concurrida concentración ayer, en Cerrito y Misiones, dejó bien claro al Citibank que AEBU no cesará su lucha por mantener el empleo de 16 trabajadores amenazados de despido.

El 16 de diciembre de 2021 Citibank vendió a Insigneo su banca privada de Uruguay, la de zona franca y la radicada en Puerto Rico. José Iglesias, presidente del Consejo del Sector Financiero Privado, en su discurso a las puertas del Citi ayer por la tarde, calificó este negocio como «realmente millonario». Para aplicar ese calificativo consideró que lo es «no solo por los activos bajo manejo [que se transfieren] sino por las ganancias que reporta el negocio para el banco y las que va a reportar a su comprador Insigne». Para dar una idea contante y sonante de la magnitud de la transacción la estimó en «más de 6000 millones de dólares, considerando solo los activos bajo manejo en Uruguay». 

Tras referirse a la millonaria operación, ingresó al terreno laboral y afirmó: «Una vez que se haya terminado el proceso legal [de aprobación de la operación por el Gobierno de EE. UU.] que va a demandar de cuatro a seis meses, los trabajadores que están hoy en este negocio de banca privada quedarían despedidos». Y allí nacieron unas preguntas de fondo: «¿Por qué si hay negocios millonarios, por qué si hay negocios que dan ganancia tanto para el comprador como para el vendedor, por qué si hay negocios que dan plata en este país en que tantos esfuerzos se hacen para mantener el empleo, puede haber un empleador que diga: 'además de llevarme la guita en pala, los quiero echar'?» Estas preguntas tuvieron una enérgica respuesta: «Lo que estamos diciendo como AEBU es acá es el trabajo, el trabajo y el trabajo. No estamos reclamando otra cosa que el trabajo». 

Para afirmar la justicia del reclamo Iglesias historió el accionar de AEBU ante el Ministerio de Trabajo y la respuesta de la empresa. «A mediados de enero tuvimos una instancia en el Ministerio de Trabajo; el ministerio le planteó a Citibank entablar una mesa de negociación para asumir la situación de cada uno de los compañeros que están en este sector y el banco dijo no». 

Acto seguido el dirigente fue al centro de la situación planteada: «Por eso es que hoy estamos en la calle y vamos a seguir profundizando el conflicto, hasta que sea el banco (no el comprador) —Citibank— el que tiene hoy las relaciones de trabajo, el que tiene hoy a los trabajadores como dependientes. Hasta que sea el banco el que diga que se va a sentar a negociar para que no queden trabajadores en la calle».

Para cerrar su discurso Iglesias enfatizó: «No es modelo para el Uruguay [que se hagan] negocios grandes, enormes, con ganancias importantísimas, y trabajadores en la calle. No es modelo para nadie, menos para esta AEBU que históricamente ha luchado hasta el último día por el trabajo de cada uno de los compañeros. No tengamos dudas, vamos a ir hasta el final. Sin pausa y sin prisa vamos a hacer todo lo que sea necesario para que los compañeros mantengan el laburo».