Ante tozudez de Citibank, firmeza

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Ante tozudez de Citibank, firmeza

Publicado en:

Se acerca inexorable a su vencimiento el plazo fijado por el Citibank para que se hagan efectivos los despidos de seis trabajadores.

Tal como se ha venido manejando la información, el 1 de agosto se harían efectivos los despidos de seis compañeros de extensa actividad en el Citibank. «El daño que puede provocar la ampliación del conflicto va más allá de la actividad financiera», afirmó Walter Tabeira, secretario de Prensa y Propaganda  del Consejo del Sector Financiero Privado. «Estamos ante un despido injustificado por parte de una empresa que dio un balance positivo de más de 16 millones de dólares. Además esta empresa acaba de vender un negocio de 6800 millones de dólares, con una ganancia de entre 70 y 100 millones de esa moneda, que engrosarán las ganancias del banco este año. Y con toda esa ganancia deciden despedir a la gente que hizo posible ese negocio», contrastó.

Para Tabeira, «de las situaciones de crisis que hemos tenido en los últimos 25 años esta es una que no tiene sentido, es simplemente buscar innecesariamente el conflicto, si se analiza el contexto». Además, el dirigente explicó que Citibank «es un banco corporativo que va a seguir funcionando en el país y tiene hoy como personal eventual contratado y recontratado a más de una docena de personas». Estas ocupan hoy posiciones en las cuales «podrían perfectamente insertarse nuestros seis compañeros, quienes han decidido seguir trabajando en la actividad financiera», señaló. Ellos «no quieren un despido mejorado, quieren seguir trabajando y podrían tener ubicación en la estructura del banco. Dentro de la estructura del banco estos compañeros tienen cabida», enfatizó. 

Ante la situación creada el sindicato no permanece inmóvil: «Nos estamos preparando para una situación en la que no solamente van a ser dañados los participantes del conflicto, sino que se va a dañar también a la sociedad. Por esa tozudez, por no escuchar al Ministerio de Trabajo al que le dieron la espalda; porque el ministro, el subsecretario y el director nacional de Trabajo hicieron la gestión ante Gabriel González, gerente general del banco acá en Montevideo, y este no admitió ninguna forma de diálogo ni de negociación, a pesar de que están al alcance del banco, porque no le estamos pidiendo ocho litros de sangre».

Tabeira finalizó recordando que este lunes tuvo lugar en AEBU —en forma presencial y remota— un plenario nacional de representativas del sector financiero privado. La instancia abarcó a miembros de la dirigencia media del sindicato, referentes de las  administradoras de crédito, transportadoras de caudales, emisoras de tarjetas y de otros numerosos subsectores que totalizan 79 comisiones representativas. Todos los presentas manifestaron su total apoyo a los compañeros de Citibank y a lo actuado por las autoridades del sindicato en un conflicto que, aseguró el dirigente, «puede ser largo».