AEBU se prepara para conflicto prolongado con el Citi

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

AEBU se prepara para conflicto prolongado con el Citi

Publicado en:

Venta millonaria de una unidad de negocios, abultadas ganancias anuales, continuidad de la actividad en Uruguay y —como contrapartida— 16 despidos en el Citi. Hay algo que no cierra.

En la entrevista mantenida por AEBU el viernes pasado con la responsable de Recursos Humanos del Citibank, esta jerarca ratificó su negativa a reconsiderar el despido de 16 trabajadores. Estos se encargaban de las operaciones offshore que fueron transferidas a Insigneo por una cifra multimillonaria. Justificó esta posición en el hecho de que tal decisión fue tomada en ámbitos directrices ubicados fuera de nuestro país, y que «no estaba en su potestad» cambiar lo resuelto a altos niveles.

Walter Tabeira, secretario de Prensa del Consejo del Sector Financiero Privado, destacó a Portal AEBU que «la postura de despedir trabajadores sin ningún tipo de consideración salpica este conflicto y lo traslada al resto del sistema financiero». Al respecto indicó: «Ya se están incrementando medidas y acciones de lucha, con propaganda en los bancos, en la vía pública, en las redes —en Uruguay y en el exterior—, con movilizaciones en las sedes de este banco en Sudamérica». Paralelamente, se está denunciando a nivel político en Uruguay la decisión de Citibank de echar a los trabajadores a la calle, agregó.

Este conflicto es visualizado por el sindicato como de carácter extendido en el tiempo y por ello se realizarán medidas de carácter sorpresivo, escalonadas y ascendentes en sus impactos, anunció el dirigente. 

Tabeira recordó que Citibank, en su balance público entregado al Banco Central, tuvo en 2021 una ganancia neta de casi 16 millones de dólares americanos, de manera que la situación planteada no se debe a ninguna estrechez económica y que, más bien, «tiene mucho de persecución a la organización de los trabajadores».

El entrevistado encuentra circunstancias sospechosas en el contraste entre las ganancias astronómicas que por un lado se registran y los 16 despidos que por otro se decretan. Para ello, recordó que se transfirieron a Insigneo negocios por valor de 6000 millones de dólares con una ganancia no menor a 70 millones de esa moneda. Ante esto se preguntó si no nos encontramos «ante una maniobra de encubrimiento sobre este negocio. Como sabemos, en este país se realizan actividades financieras de todo tipo. El regulador dice controlarlas, pero considero que algunas no permitidas se efectúan por distintos canales como cada tanto se descubre, por lo cual  Uruguay debería poner allí su ojo inspector», finalizó.

En el marco del conflicto AEBU realizó el sábado 4 una pegatina en los alrededores de la parroquia Stella Maris en Carrasco y en la zona de Arocena —desde Rivera hasta la Rambla—, donde se ubica la construcción de la nueva sede del Citi. Esta tarea propagandística fue complementada por un carro parlante que se desplazó por esos lugares, frecuentados por las altas autoridades del banco norteamericano.