AND analizará efectos negativos de conducción económica

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

AND analizará efectos negativos de conducción económica

Publicado en:

Entre los documentos entregados por el Consejo Central a la consideración de la AND se encuentra un análisis sobre la caída de los salarios y la concentración de la riqueza en el país.

En él se sostiene que los ajustes sobre los ingresos de la población tienen un objetivo: procesar el congelamiento de salarios y jubilaciones, anunciado hace dos años por el actual director de la OPP Isaac Alfie. 

En el inicio de esta parte del extenso informe que tratará la AND el próximo 4 de noviembre, se explica que «el mercado de trabajo sufrió un impacto extremo, con rebaja de los salarios expresada en las pautas de los consejos de salarios, la caída de miles de puestos de trabajo y el deterioro de los ingresos que significan los seguros de desempleo». Esta situación es aún más grave —se hace notar— «en los sectores jóvenes y muy especialmente en las mujeres, quienes reflejan el mayor porcentaje de desocupación y son las primeras en verse afectadas en salud y seguridad por las multitareas que enfrentan diariamente. La contracción del gasto y de la inversión directa del Estado, sumada a la pérdida de poder adquisitivo de la sociedad, restringió profundamente el mercado interno y ello afectó muy especialmente a pequeños comerciantes y trabajadores independientes. Estos ejes fundamentales de la política económica incrementan las limitantes para la generación de empleo». 

Alta concentración del ingreso

Más adelante el documento analiza la antigua fórmula neoliberal recurrentemente aplicada e igualmente fracasada. En este caso, se observa que se está ensayando aplicarla  para «impulsar la competitividad externa de algunos sectores, a la espera de que el sector privado comience a dejar caer sus excedentes en el mercado interno». Pero sucede que «el llamado efecto 'derrame' en la economía no es espontáneo; por el contrario asistimos a un proceso de altísima concentración del crecimiento y enriquecimiento de algunos sectores». 

Para documentarlo, el informe sostiene que «dicha concentración se observa con claridad al analizar la evolución de los depósitos que maneja el sistema financiero. Estos continuaron creciendo rápidamente en 2021 y superaron ampliamente todos los registros históricos, llegando a significar el 10 % del PBI. Y como indicador vale mencionar que el 73 % del crecimiento de los depósitos es propiedad de 0,7% del total de clientes de los bancos, lo que equivale a 19 000 empresas y personas. A esto debemos sumar el incremento de los depósitos en el exterior, equivalente a US$ 2.500 millones». Más adelante se identifica a los beneficiados con la aplicación de esta política: «El proceso de acumulación tuvo en el crecimiento de los renglones agroexportadores, así como en la industria química y sanitaria, el software, el sector financiero y el mercado automotriz, algunos de sus máximos exponentes». Y de inmediato se hace lo mismo con los perdedores: «En los mismos meses, continuó la caída del poder de compra de los salarios que evolucionan por debajo de la inflación desde el inicio de 2020. Los ajustes previstos en el año puente para el sector privado determinaron una pérdida de algo más de 4 % para la mayoría de los trabajadores, con impacto directo sobre el IMS que determina la evolución de jubilaciones y pensiones».

Ver todos los documentos