Por una seguridad social justa y solidaria

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Por una seguridad social justa y solidaria

Publicado en:

AEBU resolvió organizar su oposición a los aspectos más regresivos de la reforma previsional en alianza con el PIT-CNT y organizaciones sociales.

El Consejo Central de AEBU ha decidido profundizar el debate en todo el sindicato en torno a la reforma de la seguridad social y acercar a sus afiliados la información de la propuesta impulsada por el Gobierno. El propósito es analizar la situación de Caja Bancaria y denunciar los efectos regresivos que implicaría la aprobación de una ley sobre la base de lo actuado por la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS).

El objetivo de AEBU es impulsar una seguridad social justa y solidaria en coordinación con el Equipo de Representación de los Trabajadores en el Banco de Previsión Social, la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social y el Secretariado del PIT-CNT. Para ello es imprescindible frenar la reforma impulsada por el Gobierno, en tanto ella causará una pérdida de derechos y deterioro para las condiciones de vida de la inmensa mayoría de nuestro pueblo.

Con este fin promovemos un accionar del movimiento sindical junto a la Intersocial, para enfrentar los cuatro aspectos más regresivos de la reforma propuesta: 

•          Aumento de la edad jubilatoria a 65 años

•          Rebaja sustancial de las futuras jubilaciones

•          Incremento de la presencia de las AFAP en la seguridad social

•          Falta de propuestas para modificar la financiación del sistema

Las medidas recomendadas por la CESS se centran en reducir la inversión del Estado en seguridad social, rebajar las condiciones de acceso, la suficiencia de las prestaciones y trasladar el costo de la protección social exclusivamente a los trabajadores.

Con ese marco, para nuestra Caja Bancaria las medidas proyectadas tendrían un efecto destructivo de nuestro régimen, al generar su desequilibrio financiero a partir de la reducción de sus ingresos, además de rebajar las condiciones jubilatorias. Por ello el sindicato, a su interior, continuará sus acciones de divulgación e información a todas las compañeras y compañeros. Por otra parte trabajará en el ámbito de Caja Bancaria para mantener una posición unánime en su Consejo Honorario destinada a atender las necesidades del instituto, con el fin de preservar el modelo definido en la reforma aprobada en 2008.

Basados en estas consideraciones reafirmamos la resolución de la Asamblea Nacional de Delegados de 2021, en la que se decidió desarrollar un conjunto de medidas en defensa de nuestro instituto que incluyen la convocatoria a la Asamblea General del Gremio cuando las circunstancias lo requieran. Entendiendo que la realización de la Asamblea General implica un salto en calidad en la movilización y en su impacto público, su convocatoria será evaluada en función de la evolución de los acontecimientos, el avance del proyecto de reforma del Gobierno y la evolución de la discusión sobre nuestra Caja Bancaria.

En atención a que en esta coyuntura confluye la lucha de ambos sectores del sindicato —con el sector oficial bregando por la renovación de su convenio colectivo sin rebaja salarial, y el privado con la prioridad de enfrentar los despidos anunciados por el Citibank—  el Consejo Central impulsará acciones coordinadas de todo el sindicato, para avanzar en nuestros objetivos de defensa de los puestos de trabajo, la negociación colectiva, el salario y una seguridad social justa y solidaria.