Banca oficial espera contrapropuesta

Tiempo de lectura
4 minutos
Leido hasta ahora

Banca oficial espera contrapropuesta

Publicado en:

Ante críticas recibidas desde el ámbito del Gobierno, el Consejo del Sector Financiero Oficial precisó que su aspiración de alcanzar una negociación de buena fe no ha sido correspondida.

En un comunicado a la opinión pública emitido esta tarde, el Consejo del Sector Financiero Oficial puntualizó que se mantiene dispuesto a negociar el convenio colectivo, y a la espera de la contrapropuesta prometida por el Poder Ejecutivo en el ámbito del 14 de enero. «Siempre estamos atentos a las necesidades e inquietudes de los usuarios del sistema financiero oficial; nuestro conflicto es en defensa de las empresas públicas, por ingreso de personal, por más servicios y mejor atención para los uruguayos», manifiesta el documento.

El consejo puntualizó: «Desde hace más de un año los bancarios oficiales estamos movilizados en contra de la eliminación de puestos de trabajo en los bancos oficiales y en todas las empresas públicas. Al momento, son más de 1.000 las vacantes eliminadas entre estas cinco instituciones, y más de 1500 si tomamos en cuenta a todos los trabajadores que realizan tareas permanentes y que el Gobierno se niega a presupuestar». Por ello se sostiene que, «sin ingreso de personal, el Gobierno afecta gravemente los servicios y su calidad en detrimento de toda la población».

Se hace notar también que «los bancos oficiales generaron 608 millones de dólares de ganancia en el último año, producto del trabajo y del esfuerzo de los trabajadores, siendo estos los más eficientes de todo el sistema financiero, según informe del BCU. Gran parte de estas ganancias son volcadas a rentas generales, de donde se destinan fondos para la educación, la salud, la vivienda, etcétera».

El texto emitido expresa que el BROU, por sí solo, contribuyó a las rentas del Estado con 400 millones de dólares, y hace notar un hecho evidente para la continuidad de su negocio: «La eliminación de puestos de trabajo, así como las limitaciones presupuestales, impuestas por la OPP y las privatizaciones, ponen en riesgo estas ganancias y por tanto también a la sociedad en su conjunto».

Sobre las críticas recibidas por las medidas adoptadas —todas abarcadas por el derecho de huelga— el documento afirma que «desde el inicio de la negociación, en el mes de noviembre, AEBU presentó diversas propuestas alternativas, informes, e incluso se suspendieron medidas ya aprobadas en función de avanzar en la negociación».

Texto del comunicado del Consejo del Sector Financiero Oficial

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Ante declaraciones realizados por actores del Poder Ejecutivo, el Consejo del Sector Financiero Oficial (CSFO) desea manifestar que, desde el inicio de las negociaciones por la renovación del convenio colectivo de trabajo estuvimos abiertos a una negociación de buena fe que nos permita avanzar en acuerdos para resolver este conflicto. Hoy seguimos en la misma posición: dispuestos a negociar y esperando la contrapropuesta que el Poder Ejecutivo prometió para el ámbito del 14 de enero.

Siempre estamos atentos a las necesidades e inquietudes de los usuarios del sistema financiero oficial; nuestro conflicto es en defensa de las empresas públicas, por ingreso de personal, por más servicios y mejor atención para los uruguayos.

Los subsidios al capital y las exoneraciones fiscales, entre otras cosas, llevó a un aumento en miles de millones de dólares en los depósitos de los grandes empresarios en el sistema financiero local e internacional, mientras se enviaron trabajadores al seguro de paro, aumentaron los despidos y se rebajaron los salarios. Esos son privilegios. Los salarios de los trabajadores son fruto de años de negociación y lucha.

Desde hace más de un año, los bancarios oficiales estamos movilizados en contra de la eliminación de puestos de trabajo en los bancos oficiales y en todas las empresas públicas. Al momento, son más de 1.000 las vacantes eliminadas entre estas cinco instituciones, y más de 1500 si tomamos en cuenta a todos los trabajadores que realizan tareas permanentes y que el Gobierno se niega a presupuestar. Sin ingreso de personal el Gobierno afecta gravemente los servicios y su calidad en detrimento de toda la población, pasando más y más negocios a la banca privada extranjera. Además, cercena la posibilidad a la población de acceder al empleo.

Los bancos oficiales generaron 608 millones de dólares de ganancia en el último año, producto del trabajo y del esfuerzo de los y las trabajadoras, siendo estos los más eficientes de todo el sistema financiero, según informe del BCU. Gran parte de estas ganancias son volcadas a rentas generales, de donde se destinan fondos para la educación, la salud, la vivienda, etc. Sólo el Brou, aportó 400 millones de dólares. La eliminación de puestos de trabajo, así como las limitaciones presupuestales, impuestas por la OPP, y las privatizaciones, ponen en riesgo estas ganancias y por tanto también a la sociedad en su conjunto.

La incorporación de los y las trabajadoras de la Agencia Nacional de Vivienda al Convenio Colectivo de la Banca Oficial es un planteo de absoluta justicia. Hemos demostrado desde el punto de vista técnico, jurídico y político que dicha institución es esencialmente una institución de intermediación financiera, y, por tanto, como el resto de los bancos oficiales, deben estar integrados al mismo convenio, cuya primera firma data de 1991. 

Cuando se catalogan de desproporcionadas las medidas resueltas por los trabajadores, debería tomarse en cuenta que la voluntad de diálogo ha sido una constante de la delegación sindical. Desde el inicio de la negociación en el mes de noviembre, AEBU presentó diversas propuestas, alternativas, informes e incluso se suspendieron medidas ya aprobadas en función de avanzar en la negociación. 

De parte del Poder Ejecutivo, hasta el momento solo ha habido dilatorias, sin justificar su planteo, único y reiterativo (rebaja salarial, eliminación de personal, no reconocimiento de la ANV). Tampoco se evaluaron, por parte del Poder Ejecutivo, las consecuencias de eliminación de vacantes, punto este que llama la atención siendo que los propios Directorios y la alta administración de los Bancos han reconocido la necesidad de ingreso de personal.

Queda en evidencia entonces que estamos dispuestos a dialogar, por lo que la responsabilidad de la situación del conflicto y la afectación por las medidas que adopte el gremio es pura y exclusivamente del Gobierno. 

De mantenerse la intransigencia del Poder Ejecutivo nos seguirán encontrando en la calle y movilizados, en defensa de las empresas públicas. 

URUGUAYOS SIN TRABAJO, BANCOS SIN TRABAJADORES

BANCA OFICIAL EN CONFLICTO