Gambera en la OIT: Construir democracia tripartita

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Gambera en la OIT: Construir democracia tripartita

Fernando Gambera, secretario general de AEBU y representante del PIT-CNT en la 106.ª Conferencia Anual de la OIT, pronunció esta mañana un discurso ante la Comisión de Aplicación de Normas.

Tras congratularse por el hecho de que nuestro presidente Tabaré Vázquez fuera invitado para actuar como orador en la ceremonia inaugural de esta conferencia, suscribió la totalidad de su discurso «y en particular aquellas palabras que dicen claramente que el derecho de huelga y la negociación colectiva son un pilar fundamental para construir una mejor democracia».
 
«Es una práctica demostrada en la vida cotidiana del Uruguay y una prueba fehaciente de eso es que por tercera vez este año en Uruguay se ha celebrado un acuerdo entre empleadores, trabajadores y gobierno para seguir dando la discusión de las observaciones que en su momento hubo aquí, en el seno de las conferencias anteriores», estimó.
 
Explicó también que existe consenso entre las tres partes involucradas «de pedir apoyo a la OIT con el envío de expertos en el transcurso de este año, para ver si finalmente podemos llegar a que definitivamente el ‘tema Uruguay’ no esté nunca más en juicio o discusión aquí, en el seno de la OIT».
 
Como una ratificación de lo dicho por el presidente Vázquez, enfatizó:

No va a haber gobernanza tripartita del trabajo si no se reconocen las fortalezas que cada uno de los involucrados tiene; si no se reconoce el derecho de huelga como la única herramienta de los trabajadores para dar su lucha frente a las fortalezas de los gobiernos y los empleadores. Si no es así no va a haber igualdad en el trato, no va a haber igualdad en las mesas de negociación, va a ser muy difícil que se construya democracia y que se construya democracia tripartita. 


Discurso de Fernando Gambera, secretario general de AEBU y representante del PIT-CNT en la Comisión de Aplicación de Normas de la 106.ª Conferencia Anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Gracias, señor presidente. Nos inspira haber pedido la palabra para intervenir el hecho de que el presidente de nuestro país —Uruguay— haya sido invitado de honor para dirigir la palabra en la ceremonia inaugural de esta conferencia. Queremos dejar claro que suscribimos todo el discurso del presidente de la República Oriental del Uruguay,  y en particular aquellas palabras que dicen claramente que el derecho de huelga y la negociación colectiva son un pilar fundamental para construir una mejor democracia. 

Esto es una práctica demostrada en la vida cotidiana del Uruguay y una prueba fehaciente de eso es que por tercera vez este año en Uruguay se ha celebrado un acuerdo entre empleadores, trabajadores y gobierno para seguir dando la discusión de las observaciones que en su momento hubo aquí, en el seno de las conferencias anteriores. Ese acuerdo prevé además el compromiso del gobierno de Uruguay, con la aprobación nuestra también, de pedir apoyo a la OIT con el envío de expertos en el transcurso de este año, para ver si finalmente podemos llegar a que definitivamente el tema Uruguay no esté nunca más en juicio o discusión aquí, en el seno de la OIT.

Digo esto como prueba fehaciente de la práctica de lo que el presidente de la República expresó, porque no va a haber gobernanza tripartita del trabajo si no se asume que solo puede haberla si se reconocen las fortalezas que cada uno de los involucrados tiene; si no se reconoce el derecho de huelga como la única herramienta de los trabajadores para dar su lucha frente a las fortalezas de los gobiernos y los empleadores. Si no es así no va a haber igualdad en el trato, no va a haber igualdad en las mesas de negociación, va a ser muy difícil que se construya democracia y que se construya democracia tripartita.

Digo esto también —y suscribo las palabras del presidente de la República Oriental del Uruguay— porque esa realidad del Uruguay contrasta y mucho con la de nuestra región, particularmente dentro del Mercosur, con la realidad argentina y el retroceso de los derechos que se están produciendo, y ni que hablar con la realidad de Brasil, donde se han avasallado todos los derechos y la democracia.

Por lo tanto, agregamos estas notas porque me parece que ha sido un honor que nuestro presidente haya podido inaugurar esta conferencia y no queríamos dejar pasar la oportunidad de decir estas palabras. Gracias, señor presidente.