Contra la caída del salario real y del empleo

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Contra la caída del salario real y del empleo

Publicado en:

El presidente del Consejo del Sector Financiero Privado José Iglesias entregó a los medios de AEBU un informe referido a la situación salarial de los distintos subgrupos de afiliados.

A partir del 1 de enero se aplican aumentos a los salarios originados en distintos convenios o acuerdos:

Primero, tenemos un grupo de aumentos surgidos en convenios de consejos de salarios de la ronda anterior, con una lógica e instrumentos muy distintos a la actual.

Segundo, tenemos los aumentos que corresponden al período puente que se inició el 1 de julio de 2020 y termina el 30 de junio de 2021. Entonces el sector privado de AEBU votó en contra de la pauta del Poder Ejecutivo por entender que no se ajustaba a la realidad de muchos de los subgrupos de actividad.

Y tercero, tenemos a aquellos sectores en los que, luego del conflicto llevado adelante por el Consejo de Sector Financiero Privado, se alcanzó un acuerdo con las cámaras que nos ofrece certezas sobre el mantenimiento del salario.

Los aumentos que venían de la ronda anterior

Uno de ellos es del subgrupo de las administradoras de crédito, que va a tener un incremento del 3,5% correspondiente al adelanto por inflación. Este concepto ya no se maneja en la ronda actual y es muy importante.

El otro caso es el de las transportadoras de valores, que tienen por un lado un correctivo de 1,16%, por la diferencia entre la inflación efectiva y los adelantos que ya se habían otorgado (concepto que tampoco está presente de esta forma en la ronda actual), y además un 3,5% de adelanto por la inflación futura, lo que resulta en un ajuste de un 4,7%.

En la misma línea tenemos el aumento para los trabajadores de Anda. Este incluye un correctivo por la diferencia entre la inflación efectiva y los adelantos por inflación realizados de 2,14%, un adelanto por inflación de 3,5%, y un crecimiento salarial de medio punto, lo que resulta en un aumento de  6,22%.

La ronda actual

Por otro lado, tenemos una situación distinta en la ronda actual. Nosotros, como AEBU votamos en contra de la pauta del Poder Ejecutivo. Siempre fuimos de la idea de que el salario, a nivel de toda una economía, es un dinamizador de la demanda. Si se reducen los salarios por aquel argumento de que son un “costo que deprime la actividad", a la vuelta de la esquina nos encontramos con que son, precisamente las empresas —en especial las pymes— las que tienen que terminar cerrando porque no hay compradores, no hay demanda, y entonces no hay empleo. Por eso decimos que con el salario defendemos el empleo.

En el caso de los bancos, las procesadoras de tarjetas, las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito, en esta oportunidad recibiremos el 3% de aumento. Vamos por el camino correcto, teniendo en cuenta que al 30 de junio de 2020 tuvimos un correctivo que mantuvo nuestro salario real y que la inflación del segundo semestre de 2020 se ubicó finalmente en 2,46%. Pero sobre todo, porque luego del conflicto del año anterior acordamos con las cámaras aumentos y correctivos desde julio del 2021 que nos dan certezas sobre el futuro del salario real.

En otras actividades no alcanzamos acuerdo. Los trabajadores recibirán en enero el 3%, pero en junio se aplicará el correctivo que descuenta la caída del PBI de 2020, cuyo porcentaje aún no se conoce. Es el caso de las AFAP, las compañías de seguros, las centrales de redes de pagos, las cooperativas de operación restringida, las agencias de quinielas, los fideicomisos y las empresas de servicios financieros.

La pauta actual de Poder Ejecutivo, la de la ronda que se inició el 1 de julio de 2020 y corresponde al año puente, rompió con un conjunto de conceptos que venían de rondas anteriores y protegían el salario real de los trabajadores y por tanto también el nivel de empleo en el conjunto de la economía uruguaya. Porque como venimos diciendo, si no hay salario no va a haber demanda, de manera que tampoco habrá empleo. En esta pauta actual estos conceptos no están presentes y es por eso que AEBU votó en contra de la propuesta  del Poder Ejecutivo

Los conceptos de que hablamos son los adelantos por inflación futura, los correctivos  entendidos como la diferencia entre la inflación efectiva y los adelantos realizados con anterioridad, y elevación salarial en caso de que el sector crezca. En las actividades donde no hay merma ni en la facturación ni en las ganancias, debemos movilizarnos y llegar a acuerdos que nos permitan mantener el salario real.

¿Cuál es la perspectiva para los próximos meses de cara a esas negociaciones?

El 30 de junio vence el período puente. Para ese momento ya sabremos cuánto cayó el PBI  y cuáles son las perspectivas para el empleo, que es lo fundamental. En ese marco discutiremos qué rol debe jugar el salario como dinamizador del empleo y en la distribución del ingreso. Nuestra idea es que entonces podamos negociar realmente en un consejo de salarios, no con una pauta cerrada y una redacción “proforma” de los convenios de cada grupo como sucedió en la última  instancia, y para ello nos vamos a estar movilizando en todo el sector.

En esta etapa y de cara a lo que se viene vamos a informar a través de una campaña a los trabajadores sobre el aumento que les corresponde.