Declaración del Consejo Central de AEBU ante la pandemia de COVID-19

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Declaración del Consejo Central de AEBU ante la pandemia de COVID-19

Publicado en:

A la hora de enfrentar la pandemia del COVID-19, el Consejo Central de AEBU aprobó por unanimidad un documento en el que ratifica su tradicional defensa del interés nacional.

DECLARACIÓN

Frente a la situación de pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud, generada por la proliferación del virus COVID-19 y su impacto en el territorio nacional —que exigió la declaración de emergencia sanitaria— la Asociación de Bancarios del Uruguay considera imprescindible establecer las siguientes consideraciones:

1.    Ante estas circunstancias reafirmamos nuestro compromiso histórico, con la misma firmeza y responsabilidad con la que hemos enfrentado situaciones críticas del país en el pasado, poniendo en el primer lugar de nuestro accionar la salvaguarda del interés nacional y la defensa de toda la población, con especial énfasis en los trabajadores y los sectores más vulnerables.

2.    Hemos asumido como objetivo fundamental asegurar simultáneamente la atención de todos los usuarios y clientes del sistema financiero en un marco de preservación de las condiciones sanitarias que la situación requiere, con el cuidado y seguridad requerido por los trabajadores para el desempeño de sus tareas. Así es que nos comprometemos a disponer todo nuestro esfuerzo para a asegurar el acceso de todos los ciudadanos a los servicios financieros requeridos, y muy especialmente el fácil acceso a sus recursos.

3.    En atención a las medidas promovidas por las autoridades sanitarias, exhortamos a todos los clientes del sistema financiero a reducir a su mínima expresión la atención presencial de sus requerimientos, privilegiando los medios de pago electrónicos existentes y utilizando todos los canales alternativos disponibles.  En caso de ser inevitable su concurrencia a las instalaciones, hacerlo conscientes de la importancia de cumplir con todos los recaudos requeridos en materia de cuidados sanitarios.

4.    En sus diversos niveles, todos los organismos del sindicato han asumido con enorme responsabilidad la tarea de coordinar en su ámbito específico los diversos aspectos referidos a la implementación de las medidas sanitarias imprescindibles, así como un análisis permanente de la evolución de la propagación del virus, tomando y promoviendo todas las medidas necesarias para enfrentarla.

5.    Convocamos a todos los trabajadores del sistema financiero a asumir con absoluta prioridad la preservación de la salud propia, de sus compañeros y de los clientes, tomando todas las medidas preventivas que la situación requiere, a partir del estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios determinados por los organismos competentes. Para asegurarlo, se deberá reclamar a través de los organismos sindicales correspondientes todos los implementos de seguridad sanitaria, imprescindibles para el cumplimiento de las tareas. 

6.    Con el fin de paliar los efectos negativos de la concentración de trabajadores y de las condiciones que la situación de emergencia exige, hemos aceptado transitoriamente la aplicación de los mecanismos de teletrabajo y trabajo a distancia, que aun se encontraban pendientes de ser incluidos en los acuerdos laborales y en la negociación colectiva.

7.    Convocamos a todas las empresas del sistema financiero a conformar un ámbito de coordinación sectorial, que atienda todos los aspectos referidos al correcto desarrollo de la actividad, las condiciones sanitarias de trabajadores y clientes, con especial atención de los sectores con condiciones de trabajo más expuestas a riesgos, así como la resolución inmediata y consensuada de situaciones críticas que surjan en la prestación de los servicios.

8.    Asumimos con profunda preocupación el impacto económico y social que esta crisis sanitaria implica sobre la inmensa mayoría del pueblo uruguayo, y muy especialmente sobre los trabajadores y trabajadoras sin protección social, las pequeñas empresas y los sectores más vulnerables. En atención a ello, reafirmamos nuestro compromiso de participar e intercambiar con todos los actores de la sociedad, con el fin de acordar un conjunto de medidas dirigidas a reducir el impacto sobre el empleo y las condiciones de supervivencia de miles de uruguayos. En particular consideramos imprescindible profundizar la inversión en materia de protección social, que a través de medios de pago electrónicos permite aplicar programas de atención a situaciones críticas.

9.    En este sentido, apelamos a la sensibilidad de todo el sistema político, a fin de jerarquizar la sostenibilidad de la inversión en programas sociales dirigidos a evitar un retroceso en las condiciones de vida de los sectores más vulnerables. A la vez, señalamos como imprescindible la suspensión de los ajustes tarifarios planteados, como instrumento tendiente a reducir el impacto de la crisis sanitaria sobre las condiciones de vida de la población.

10.    Denunciamos tajantemente el negocio del miedo y la muerte, elegido por algunas patronales y empresarios, quienes anteponen sus intereses en medio de una situación de crisis global. En particular rechazamos las medidas unilaterales de reestructuración del trabajo, con aplicación de reducciones de plantilla y envíos a seguro de paro de importantes contingentes de trabajadores, sin mediar mecanismos de negociación acordes a la situación de crisis planteada. Y mucho más repudiable aun resulta la política de precios implementada por las empresas de los rubros más requeridos por la población para protegerse de los riesgos sanitarios. Por ello, ante la insensibilidad y la especulación, creemos imperioso que el Poder Ejecutivo establezca mecanismos de regulación de precios para los productos básicos destinados al cuidado sanitario y alimenticio de todos los habitantes del país.

11.    Finalmente, queremos expresar nuestro mayor reconocimiento a todos los trabajadores y trabajadoras que en su cotidiano y anónimo compromiso se esfuerzan por sostener el funcionamiento de nuestro país. Porque desde oficinas y obras, en fábricas y escuelas, en comercios o transportes, ponen en riesgo su salud mientras cuidan a sus familias y a sus conciudadanos, dando lo mejor de cada uno. Y muy especialmente, reconocer y agradecer a cada trabajador y trabajadora de la salud, quienes arriesgando sus vidas ofrecen su conocimiento y dedicación para cuidarnos a todos por igual. Todos y cada uno de ellos nos reafirman en el orgullo y el honor de ser parte de nuestra clase trabajadora.

¡Cuidémonos, responsable y solidariamente!

18 de marzo de 2020

Consejo Central de AEBU
Filial PIT-CNT