Gambera: «¿Se quiere volver al Uruguay plaza financiera?»

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Gambera: «¿Se quiere volver al Uruguay plaza financiera?»

Publicado en:

El tema inclusión financiera cobró protagonismo en las últimas horas al conocerse una definición expresa del presidente electo Luis Lacalle Pou sobre ella.

El miércoles 22 el próximo presidente Luis Lacalle Pou dará a conocer su proyecto de ley de urgente consideración con modificaciones a la Ley de Inclusión Financiera.

El Observador informó hoy que, tras una entrevista entre el futuro primer mandatario y los promotores de un recurso destinado a derogar la obligatoriedad del uso de los medios de pago electrónicos, la Cámara Regional de Empresarios y Comerciantes del Este dejó de recoger firmas. Paralelamente participantes de la reunión con Lacalle Pou confirmaron que disposiciones con ese objetivo integrarán el proyecto de ley ómnibus de urgente consideración.

Anticipando esta nueva situación el periodista de Radio Uruguay Gustavo Antúnez entrevistó anoche a nuestro secretario general Fernando Gambera quien consideró que la actitud adelantada por Lacalle Pou «responde pura y exclusivamente al cumplimiento de un planteo de campaña. Es algo pura y exclusivamente electoral». Este propósito, dijo, «nos preocupa doblemente porque, creo, que el equipo económico entrante en estas cosas no tiene y no debiera tener  grandes diferencias con lo que se ha elaborado y aplicado hasta el momento». 

La actitud adelantada por Lacalle Pou «responde pura y exclusivamente al cumplimiento de un planteo de campaña. Es algo pura y exclusivamente electoral».

Gambera subrayó que «quienes juntaron firmas (para derogar disposiciones de la Ley de Inclusión Financiera) no son los que cobran sueldos por medios electrónicos o por tarjetas de débito como cobramos todos desde hace más de diez años». Estos impulsores de un retroceso legal, subrayó, «son los que no quieren pagar la carga tributaria que significa su actividad». Por ello aspiran a quedar en libertad de facturar o no sus ventas y evitar el pasaje de una tarjeta   por un POS «donde todo queda automáticamente facturado y en la red». A su entender procuran manejarse nuevamente con «el tiquecito de la calculadora y ese tiquecito no tiene los impuestos correspondientes». Nuestro secretario general precisó: «La obligatoriedad de que se pague por un medio electrónico es para el patrón, no para el empleado. Los asalariados tenemos la posibilidad de retirar el dinero [del sueldo] el primer día y después resolver lo que cada uno entienda que tiene que hacer». Con la derogación de esta obligatoriedad se perdería «la comodidad, además de la conveniencia, de cobrar por una tarjeta que me permite andar sin dinero en efectivo por la calle, [y] tener mayor tranquilidad y seguridad». Resaltó además: «Cuando pago con la tarjeta de débito me hacen un descuento del 4 % de IVA», un beneficio que podría también ser derogado. 


También Gambera exploró el mar de dudas existente sobre los cambios que se proyectan respecto al sistema legal de inclusión financiera elogiado recientemente hasta por el BID. La pregunta que se formuló es «¿hasta dónde se plantean llegar, porque si van a desandar hasta lo que era Uruguay en aquellos tiempos cuando nosotros redactamos el documento «El sistema financiero, un asunto de Estado», ahí la preocupación es muy grande. Porque desandar a esos tiempos es volver a las famosas SAFIS de la época de [Enrique] Braga. Eran sociedades que entre ellas y los Panamá Papers no hay ninguna diferencia, para hablar claro. Son capitales especulativos que pasan por aquí y que de desarrollo no tienen nada. Y yo recuerdo a Juanjo [Ramos], quien hace poquitos días hubiera cumplido años, cuando decía que de nada vale un sistema financiero lleno de bancos y con mucha plata en sus tesoros y bancarios muy prósperos, si el país no tiene desarrollo y empresas, con gente que trabaje en ellas y que vivan y gaste con lo que obtienen de sus sueldos». 

A los anuncios del futuro gobierno antes mencionado se sumó esta semana el propósito de flexibilizar las cargas fiscales a 100.000 argentinos para ingresen dinero al país. Sobre este punto Gambera entendió que «si vienen aquí a invertir, a acelerar el desarrollo y el trabajo, las exoneraciones de cargas fiscales ya están en una ley de inversiones». Ello lo condujo a plantear una serie de interrogantes: «¿De qué se está hablando? ¿De que vengan otra vez a poner la plata en los bancos y saquen su rédito especulativo y nada más que eso? ¿Se quiere volver al Uruguay plaza financiera? Eso supone un Banco Central que no es el que tenemos desde el 2005 para acá. Supone un Banco Central al que le pasen los elefantes por las narices, como le pasaban antes de 2002. Y eso tampoco lo queremos y no lo vamos a permitir porque hemos aprendido mucho de un sistema financiero controlado que hoy muestra los resultados que ha tenido», enfatizó.