Ante los hechos de notoriedad

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Ante los hechos de notoriedad

Nuestro sindicato manifestó su alarma ante graves amenazas provenientes de sectores nostálgicos de la dictadura, a la vez que lamentó el silencio de algunos partidos políticos al respecto.

Declaración del Consejo Central de AEBU

Ante los hechos de notoriedad, generados a partir de las declaraciones públicas de ex integrantes de las Fuerzas Armadas, miembros de organizaciones vinculadas al Ejército nacional, y el recientemente electo senador Manini Ríos, la Asociación de Bancarios del Uruguay considera imprescindible establecer los siguientes conceptos:

Las expresiones de este colectivo de ciudadanos, quienes en uso de las libertades que la democracia conquistada por el pueblo les ofrece, han manifestado conceptos absolutamente repudiables, convocando al ataque a organizaciones políticas, con anuncios de guerra y combate contra el movimiento sindical, y llegando a realizar amenazas contra la vida de senadores y del propio presidente de la República.  

La ideología totalitaria, con expresiones diversas en el mundo en sus versiones neofascista y militarista, permanece viva en los sectores más reaccionarios, tanto en Uruguay como a nivel global. Se trata de sectores decididos a frenar el avance de los derechos humanos que en su momento  violaron. Sectores impulsores del desmantelamiento de los avances en materia de violencia de género y de la agenda de derechos. Y para ello se expresan con total liviandad, cuando convocan y anuncian el camino de la violencia y la persecución.

Estas concepciones —que aún perviven en los herederos de las dictaduras latinoamericanas— nos deben llamar a todos como sociedad a formular una firme y decidida defensa de la democracia y las instituciones. La democracia y las libertades fueron recuperadas por el conjunto del pueblo uruguayo, para cuyo logro la intervención y lucha del movimiento sindical en general —y nuestro sindicato en particular— fueron aportantes fundamentales.

Por ello, y tan preocupante como las manifestaciones restauradoras de la dictadura, es el silencio de los demócratas. Los dirigentes políticos que ocuparán próximamente el Poder Ejecutivo han ofrecido una pésima señal republicana con el mantenimiento de un silencio absolutamente rechazable y al evitar catalogar y rechazar claramente el discurso que promueve el enfrentamiento de la sociedad y el menoscabo a la democracia.

Por ello compartimos en su carácter de urgente e imprescindible la convocatoria de PIT-CNT, que exhorta al conjunto de las fuerzas democráticas y patrióticas a manifestarse en forma contundente ante estos pronunciamientos. 

La defensa de la democracia, de la Constitución, la libertad y los derechos humanos debe ser asumida como un interés supremo de nuestra sociedad, así como una construcción permanente. Un compromiso que la ciudadanía en general, y los trabajadores en particular hemos contraído  sin evaluar sacrificios en el pasado y continuaremos promoviendo en el futuro.