Nuestro Día del Patrimonio

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Nuestro Día del Patrimonio

Publicado en:

AEBU resolvió conmemorar este fin de semana su patrimonio sindical, haciendo un inventario de los avances logrados por los trabajadores en los últimos años.

Las conquistas alcanzadas son las siguientes: 

•    Reinstalación de los consejos de salarios (2005)
•    Ley de fuero sindical (2005), protectora de las acciones patronales antisindindicales
•    Ley de Sistema Integrado de Salud (2006) que hizo accesible la atención sanitaria para todos los trabajadores
•    Ley de Reforma de Caja Bancaria (2008), que reencaminó a nuestro instituto previsional e incorporó a miles de trabajadores del sistema financiero
•    Ley de jornada laboral de ocho horas para trabajadores rurales (2008), con horas extras, salario vacacional y cobertura médica, dignificadora del peón rural
•    Creación del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) (2008)
•    Ley de negociación colectiva tripartita (2009)
•    Ley de acciones afirmativas para la población afrodescendiente (2013)
•    Leyes de regulación del trabajo doméstico (2006 y 2018), con horas extras, salario vacacional y cobertura médica
•    Ley de Responsabilidad Penal del Empleador (2014), que produjo una gran disminución de la accidentalidad laboral
•    Ley de Empleo Juvenil (2015)
•    Ley de «cincuentones» que permite una mejor opción a la hora de jubilarse (2016). 
•    Ley de promoción del trabajo para personas con discapacidad en el sector privado (2018)

Todas estas leyes son fruto de la propuesta y del esfuerzo de los militantes sindicales y, como integrantes del movimiento de los trabajadores, constituyen nuestro patrimonio.

Accidentes de trabajo

A él podemos agregar también el seguro de accidentes de trabajo que AEBU defendió, y en 1995 logró rescatar de la desmonopolización general de los seguros promovida por el gobierno de Luis Alberto Lacalle.

La cobertura pública de los accidentes laborales a través del Banco de Seguros, con su nuevo sanatorio especializado, también forma parte de este patrimonio de los trabajadores, que saben que su salud no debe ser objeto de comercio. A la vez que destacamos este derecho, declaramos nuestra alerta frente a la demanda de la Asociación Uruguaya de Aseguradoras (AUDEA) de abrir el seguro de accidentes de trabajo y su atención sanitaria al capital privado.

Este marco legal que enumeramos es el patrimonio sindical que nos respalda y nos enorgullece haber conquistado y hemos demostrado saber defender a lo largo de nuestra historia de luchas.