AEBU llevó su mensaje inclusivo a Rivera

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

AEBU llevó su mensaje inclusivo a Rivera

Publicado en:

Ayer la Junta Departamental de Rivera recibió a una delegación de AEBU, en su recorrida destinada a derribar objeciones infundadas sobre la Ley de Inclusión Financiera.

Objeciones que ya pueden calificarse de antiguas, dado el tiempo transcurrido desde su corrección, continúan pesando en algunos sectores desinformados sobre una norma legal que solamente puede proporcionales ventajas.

Con el fin de aclarar los cuestionamientos a la ley y especialmente dedicar este trabajo a los formadores de opinión —en este caso los ediles y la prensa riverense— llegaron hasta la ciudad fronteriza los consejeros centrales Juan Ramón Gómez (integrante de la Secretaría del Interior), Juan Fernández (secretario de Finanzas), Dante Romero y Martín Ford (secretario del Interior). Integraron también la delegación de AEBU los dirigentes de la seccional local Bruno Cuello y Julio Escobar de la Seccional Rivera. 

En primera instancia los recibieron la presidenta de la junta y los coordinadores de cada una de las bancadas. En esa reunión fueron invitados a exponer más tarde en la sesión plenaria de la Junta Departamental. 

Martín Ford dijo a Portal AEBU que allí expusieron todos los consejeros centrales antes nombrados sobre la motivación de AEBU para fundamentar la posición del sindicato. «Aclaramos que la nuestra es una posición histórica dirigida hacia la bancarización, e hicimos toda la historia de este proceso desde la creación del Banco República hacia delante. Señalamos también el freno que tuvo este proceso en los años 90 con los gobiernos neoliberales, y citamos a nuestro documento de 1999 'El Sistema Financiero, un asunto de Estado', previo a la crisis de 2002. Luego agregamos que desde 2014 venimos acompañando al proceso de inclusión financiera, pero no sin críticas. Criticamos la falta de educación financiera realizada de forma curricular, y expusimos que la nuestra no era una posición corporativa. Al contrario, porque la introducción de tecnología y la presencia de los corresponsales atentaba contra nuestros puestos de trabajo. Este proceso nosotros lo veíamos como una posición de defensa social de los usuarios y en especial de los trabajadores, quienes ahora tenían más derechos y una inclusión social mayor».

Posteriormente, el consejero narró que los ediles efectuaron preguntas y estas recayeron —como sucedió ante otras juntas departamentales— sobre «el tema de la obligatoriedad». Ya acostumbrados a esta pregunta la delegación de AEBU fue concluyente: «Nosotros desmentimos muchas obligatoriedades que no son tales, porque más bien son obligatoriedades para los empresarios y para los trabajadores son derechos». 

Otra pregunta recurrente reveló que no están bien informadas las modificaciones que se hacen a la Ley de Inclusión Financiera: «Un edil nos planteaba que ahora al trabajador rural de los pequeños establecimientos le resultaba caro cobrar el sueldo porque [para hacerlo] tenía que ir hasta la ciudad. Le dijimos que eso no era así, que eso se modificó en 2018; que ahora, en poblaciones de menos de 2000 habitantes, los trabajadores pueden cobrar en efectivo. Agregamos que en realidad el trabajador debe saber que puede exigirle a su patrón el cobro en efectivo para no venir a cobrar a la ciudad. Pero sucede que a veces a los patrones les es más fácil hacer una transferencia bancaria a nombre del trabajador y listo. Y no informan como deben o no conocen la normativa. Notamos que hay bastante desconocimiento de los derechos financieros, concluyó Ford.

Dado que su comparecencia ante la Junta Departamental fue nocturna, la delegación de AEBU pernoctó en Rivera y por la mañana efectuó una ronda por radios y canales locales de televisión. De esta forma su visita generó un impacto considerable en los programas periodísticos y en las noticias del día en esa ciudad.