Debut electoral para los compañeros de ANDA

Tiempo de lectura
7 minutos
Leido hasta ahora

Debut electoral para los compañeros de ANDA

Publicado en:

En 2014 los trabajadores de ANDA se acercaron a AEBU. Tras sucesivas aproximaciones, en noviembre de 2016 constituyeron su comisión representativa y se integraron a nuestro sindicato. 

Un año después, en noviembre de 2017, aprobaron su primer convenio colectivo negociado por AEBU con notorios avances salariales y en las condiciones de trabajo. Además, prácticamente todos los trabajadores quedaron presupuestados y se puso fin a la inseguridad laboral generada mediante contrataciones por tiempo indefinido. Tras estas conquistas tendrán la oportunidad de votar las nuevas autoridades de AEBU el mes próximo.

El programa Camacuá y Reconquista de Radio Camacuá historió la incorporación de estos nuevos compañeros a nuestro sindicato, a través de una entrevista con el presidente de su Representativa Juan Silva y el secretario del Consejo del Sector Financiero Privado José Iglesias.

Camacuá y Reconquista —¿Cuál era la situación anterior en ANDA y cómo fue el proceso de incorporación de sus trabajadores a AEBU?

Juan Silva — Antes nuestro gremio pertenecía a Fuecys. Y antes todavía nuestro sindicato no estaba afiliado al PIT-CNT; éramos un grupo de funcionarios que siempre luchábamos para afiliarnos al PIT-CNT hasta que, por los años 90, lo hicimos a través de Fuecys. Pero siempre conversamos sobre la posibilidad de ingresar a AEBU porque entendíamos que pertenecíamos al sistema financiero. Cuando empezamos a depender de la Caja Bancaria hubo un motivo más para acercarnos a AEBU, para poder ingresar y así lo hicimos. 

Luego de hablar con Pedro Stéffano, presidente de AEBU, se formó una comisión encargada de ayudar a organizarnos y empezamos a trabajar haciendo reuniones con la institución y después salimos al Interior a hablar con los compañeros. Más tarde hicimos una asamblea en Durazno, pero no alcanzamos el quorum requerido. En una segunda instancia hicimos otra asamblea en Montevideo y entonces sí alcanzamos el quorum y resolvimos. Usamos el voto secreto, porque nuestra gente no estaba acostumbrada a levantar la mano en las asambleas dado que veníamos de soportar mucha presión de parte de la empresa.  Y en esa asamblea fue que logramos el pasaje a AEBU.

C&R —¿Cómo fue el trabajo sindical con sus compañeros para llegar a incorporarse a AEBU?

JS —Fue bastante arduo. No era fácil porque nosotros, cuando obtuvimos la presidencia del gremio, ganamos por 20 votos. No teníamos una gran diferencia y la mayoría de los demás compañeros no quería el ingreso a AEBU. Después que empezamos a trabajar una cantidad de ellos nos apoyó, pero fue un proceso muy difícil. 

C&R —¿Qué significó para AEBU incorporar a los compañeros de ANDA?

JI —Nosotros abrazamos la idea de que los compañeros ingresaran a AEBU y trabajamos codo a codo con ellos recorriendo todos los lugares, yendo a asambleas por todos lados y actuamos sin cálculos. Fue algo que hicimos en el entendido de que era una responsabilidad de AEBU que los compañeros pasaran a integrar  este sindicato. 

Había un montón de trabas. Por supuesto que había dentro de ANDA compañeros que no estaban de acuerdo, pero abrazamos la idea, agarramos la bandera y salimos junto a un puñado de compañeros comandados por Juan. Todos ellos van a quedar en alguna página de la historia   de AEBU porque no era para nada simple  que los compañeros de ANDA pudieran estar acá. Por eso se aplicó el voto secreto en la asamblea de la Asociación de Funcionarios de ANDA (AFA).  Por eso las asambleas que fuimos haciendo. Por ejemplo: la de Durazno era una posible asamblea  resolutiva que finalmente fue informativa. Juan nos invitó a pasar para informar qué era  la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay y ahí había personas que no estaban de acuerdo, trabajadores que no estaban de acuerdo con pasar a AEBU. Fuimos despejando muchos miedos, hablando cercanos a la gente, de frente, diciendo las cosas que eran y las que no eran, y lo importante que era dar ese paso. Nuestro compañero Juan Echegorry les dijo: «Este es un gran paso no solo para ustedes, es un gran paso para su familia». Esa frase me quedó grabada porque somos trabajadores y cuando se ven los resultados de la acción sindical no solo los ven los compañeros, también los ven sus familias.  Seguramente empezarán a percibir los beneficios, que ese trabajador perteneciente a la familia está mejor. 

C&R —Queda claro que todo esto es un proceso que se dio a partir de la reforma de Caja Bancaria en 2008, cuando los trabajadores quedaron afiliados a esa institución. Pero también hay hitos y uno de ellos fue el convenio colectivo de noviembre de 2017. ¿Qué mejoras significativas supuso el convenio colectivo alcanzado y qué se aspira a seguir mejorando? 

JS —Ese convenio para nosotros fue muy importante por ser el primero que pudimos lograr los funcionarios de ANDA. Generalmente los convenios nuestros venían ya marcados, dirigidos, y nosotros alcanzamos este luego de realizar consultas a distintos sectores de compañeros y con ayuda de los compañeros de AEBU, porque nosotros no habíamos tenido nunca antes un convenio así. 

Anteriormente, nosotros entrábamos en ANDA y podíamos estar hasta 18 años sin ser presupuestados. La empresa decía que a los cinco años, según las calificaciones, te contrataban, pero podía pasar mucho más tiempo. Y en el caso de los compañeros de servicio tenían que esperar diez años. Ahora logramos que, con un año de trabajo, queden efectivos en la empresa. 

Otro aspecto del convenio son los cambios de categoría. Para los compañeros de servicio logramos  bajar de 10 a ocho años el tiempo requerido para realizarlos. Y en el caso de los compañeros administrativos mantuvimos los cinco años para el cambio de categoría, pero logramos que haya una diferencia de sueldos a los tres y a los cuatro años. Logramos también que los compañeros del servicio odontológico  tuvieran una seguridad sobre su sueldo, porque ellos anteriormente venían trabajando a destajo. Hay muchas cosas logradas, pero faltan otras muchas para cambiar en los convenios. Lo vamos a lograr de a poco. 

C&R —Iglesias, ¿cómo viste ese primer convenio?

JI  —Creo que fue un proceso de aprendizaje para nosotros, para los compañeros de la representativa y para los de los distintos sectores de ANDA que, como decía Juan, participaron del armado de la plataforma reivindicativa. Por ejemplo, los compañeros del sector odontológico participaron activamente con sus demandas, que eran entendidas por el conjunto de los trabajadores de ANDA. Participaron en el planteo salarial y llegamos a una fórmula de aumento que creo conviene remarcar porque se lograron aumentos que están bien por encima de lo que se está alcanzando hoy en los consejos de salarios y respecto de la inflación actual. Hay aumentos de salarios para todos y mejoras, que algunas son menos que las que hubiéramos querido pero son pasos que se dan. Por ejemplo la mejora en la prima por antigüedad, el hecho de que antes había compañeros que eran contratados y otros que eran efectivos. Ahora, en el marco de la discusión del convenio colectivo, logramos que los trabajadores a partir de un año en su función, previa una evaluación de desempeño, pasen a ser efectivos. Este no es un hecho menor para esos trabajadores que, de repente, todos los días cuando llegaban a su casas decían «soy contratado, no sé si voy a seguir o no».  No es un dato nada menor. 

La lucha sindical tiene eso. No es que se logra todo de una vez. Siempre queda alguna cosa por alcanzar. De hecho, dejamos en el convenio establecida una comisión para discutir algunas situaciones relacionadas con las categorías. 

JS —Sí, los cargos técnicos.

JI  —Ahora estamos discutiendo ese tema. Nunca va a ser fácil. Nunca van a decir «tomá, ya te lo di». Eso no existe. Lo que existe es la lucha, la participación de los compañeros,  y que ellos sepan lo que se está haciendo en todos lados.  Por eso se hicieron muchas recorridas por el Interior. No es lo mismo mandar un mail que hablar con los compañeros y creo que se han dado pasos para que muchas veces se informe directamente en cada uno de los lugares de trabajo. Esto es algo nuevo para los compañeros que, de repente estaban acostumbrados a otra dinámica, pero también para nosotros, para AEBU, porque requiere todo un trabajo distinto. 

Reitero lo que decía al principio: lo que hicimos fue abrazar la idea de que los compañeros pasaran a AEBU y empezamos a darle para adelante. Nos reuníamos; no veníamos con una receta ni con un manual, pero nos encantó la idea y creo que, de un lado y del otro, nos fuimos sacando las dudas y fuimos caminando y afianzándonos en las cosas que hicimos. Y los compañeros fueron entendiendo y nosotros también comprendimos otras cosas que ellos nos planteaban.

JS —Eso que decía de las recorridas por el Interior fue una cosa reimportante para la gente, para conocer lo que era el gremio, lo que era AEBU,  porque la gente del Interior no estaba muy informada. Sobre el asunto de los técnicos —algo que estaba pendiente del convenio salarial—nosotros estamos trabajando y pensamos que en este mes, en marzo, lo vamos a dejar terminado.

C&R —Se ve en este caso un cambio de cultura en los trabajadores de ANDA, como van incorporando la idea de que hay que participar, estar activos, tomar decisiones, porque son los dueños de su futuro. Y una de las instancias que se les acerca a los trabajadores de ANDA (a todo el sindicato en realidad, pero hago hincapié en los trabajadores de ANDA porque es la primera vez que van a votar) son las elecciones de AEBU. De paso recordamos que van a ser en abril; el  8, 9 y 10 de abril en el Interior y 9, 10 y 11 en Montevideo. ¿Cómo ve este acontecimiento?

JS —Cuando  las elecciones pasadas recién habíamos ingresado a AEBU y no podíamos votar.  Por eso no dimos mucha información a los compañeros. Pero ahora estamos trabajando para que la gente esté y que se informe para qué son las elecciones en AEBU, para que sepan qué es lo que estamos votando. Para nosotros es muy importante porque vamos a generar un espacio de los funcionarios de ANDA dentro de AEBU que nunca antes lo tuvimos. 

JI —Es fundamental que todos los compañeros que pertenecen al sindicato participen, y por supuesto que también lo hagan los compañeros de ANDA. Ya votaron su comisión representativa en noviembre y ahora en abril votarán para el Consejo Central y el consejo de sector. Esto es nuevo para ellos. Es muy importante que participen porque eso afianza una idea que es fundamental: la de que el sindicato es participativo, que es plural y democrático. Estas son cosas que a veces desde afuera no se entienden o se quieren entender mal. Pero AEBU es un sindicato democrático en primer lugar, participativo y plural. Y no hay mejor forma de afianzar esos conceptos que a través de las elecciones. Evidentemente son un acto masivo muy importante. Así que nosotros estamos contentos de que los compañeros puedan elegir en esta instancia y exhortamos a todos a que  participen, porque esa participación es parte del compromiso con el sindicato. 

 

Escuchar entrevista en Radio Camacuá