Skip to content

Una construcción que no se detiene

Mar 09/05/2017 - 11:39 por Editores

Cuatro expresidentes acompañan al actual, Pedro Stéffano y a Roli Giraldi, del CDA de Jubilados | Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos
Cuatro expresidentes acompañan al actual, Pedro Stéffano y a Roli Giraldi, del CDA de Jubilados | Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos

Gran parte de la historia de AEBU está simbolizada por quienes la presidieron a lo largo de sus diversos capítulos. En la fiesta de los 75 años tuvimos la presencia de cuatro expresidentesel doctor Raúl Varela —todavía militante, a sus 95 años—, Juan Pedro Ciganda —protagonista del esfuerzo de mantener nuestra organización funcionando durante la dictadura—, Eduardo Lalo Fernández —representante de la generación joven que tomó la conducción de AEBU para solidificarlo y estimular su crecimiento tras la vuelta a la democracia—, y Gustavo Pérez, reafirmador de esta línea de expansión durante varios períodos en el cargo.

Raúl Varela: El orgullo de pertenecer

Afiliado a AEBU en el año de su fundación, es hoy uno de los pocos supervivientes de aquellas épocas lejanas y su testimonio es especialmente valioso por la visión panorámica que aporta sobre nuestra trayectoria. Nos muestra en una sola frase su ánimo emocionado: «Los festejos de este aniversario me conmueven profundamente, porque ponen de manifiesto el alcance actual del movimiento obrero y la satisfacción de los trabajadores y la sociedad en su conjunto por los logros obtenidos a través de duras batallas». 

Para quien, además, fuera durante muchos años representante del PIT-CNT ante la OIT, «AEBU ha jugado un papel preponderante desde su fundación en 1942 y desde aquel momento su participación ha sido ejemplar. Fue y sigue siendo escuela de responsabilidad, seguridad y comprensión entre todas las corrientes de opinión; todo ello bajo el signo de la democracia y la justicia social». 

En su repaso histórico no dejó de lado «las tareas muy difíciles realizadas durante la dictadura en donde integrantes de AEBU ocuparon un lugar para enfrentarla». Entonces, «la conjunción de todos los sectores —incluido el personal del instituto— jugaron un papel fundamental en el difícil enfrentamiento. Dejamos muertos y heridos, pero defendimos a los compañeros y a la sociedad. Fue un orgullo haber participado en esas circunstancias».  

También acudió a su memoria «la actuación del gremio en momentos muy difíciles para el país, como la crisis bancaria de 1965 y la más reciente de 2002». Y a la hora de recapitular reconoció haber tenido «el privilegio de participar en todas las etapas de la vida del sindicato». Pero no se quedó en el pasado sino que, desde sus 95 años ejemplares, expresó sentir «el orgullo de aportar lo posible para seguirlo haciendo en el futuro. Saludo a los compañeros y les expreso mi propósito de acompañarlos mientras pueda hacerlo», expresó.

La razón de tanta adhesión la tiene clara: «Desde que ingresé como bancario en 1942, mi objetivo de vida fue trabajar integrando AEBU, y así lo he hecho».

Juan Pedro Ciganda: «Un lugar donde todos aprendimos a crecer»

Interrogado por Portal AEBU y obligado, en medio del bullicio de la fiesta, a resumir en minutos lo central de su extendida militancia, Juan Pedro Ciganda definió esta experiencia como  «parte de lo mejor de mi vida» y lo justificó «porque este es un lugar donde todos aprendimos a crecer, a ser hombres y a defender las ideas, los valores y la importancia de la unidad de los trabajadores. Por lo tanto es un orgullo, un privilegio y una alegría poder participar de este festejo».

También analizó el progreso de nuestra organización en las últimas décadas: «El sindicato ha mantenido en forma estupenda una continuidad muy marcada en todas las áreas: en la responsabilidad social, en la creación de servicios, en el mantenimiento de elementos claves como la seguridad social,  en su presencia permanente frente a cada problema, en su ampliación a todos los sectores del sistema financiero, por todo lo cual estoy orgulloso de seguir participando, ahora como jubilado».

Eduardo Lalo Fernández: La reivindicación de «un país distinto, un país mejor»

Con 20 años en la presidencia del sindicato, Lalo observó la permanencia actual de las orientaciones que históricamente lo han regido: «Como siempre, las instituciones siguen creciendo cuando, como en este caso, se mantienen la unidad, el convencimiento de que el sindicato no solamente es una organización dedicada a demandar beneficios para los trabajadores sino a reivindicar también un país distinto, un país mejor, a reivindicar —en el caso del sindicato del sistema financiero— una banca al servicio del país». 

También destacó otro requisito cumplido, el del dinamismo, porque «en la medida que la organización no se queda quieta, el sindicato sigue creciendo y ampliando su base».

Sobre el devenir futuro de AEBU en el concierto del movimiento sindical destacó el crecimiento de los servicios: «Ya en aquella época [de su presidencia] yo discutía mucho con el PIT-CNT la necesidad de ir generando el sindicato de los servicios. Entonces se planteaba mucho dentro del movimiento sindical la concepción del trabajador manual, del obrero y se sostenía que era algo que no se podía dejar de lado. Pero en esa época ya estaba claro que los servicios venían siendo claramente una cuestión de avance en el conjunto de la sociedad. […] Entonces creo que, sin duda, se va a establecer que los sindicatos de servicios pasen a ser los de mayor cantidad de trabajadores. No puedo ponerme a discutir si son la vanguardia o no, estoy diciendo que son la mayor cantidad de trabajadores y trabajadoras». 

Gustavo Pérez: Un sindicato con presencia y con propuesta

Gustavo Pérez destacó nuestra permanente actualización y capacidad para responder a las transformaciones: «Este es un sindicato que está acompañando los cambios en la actividad financiera y sobre todo dando cobertura y sostén a los trabajadores de toda esa área. Sigue preocupado por la seguridad social, por los problemas sociales del país y hace un trabajo de  extensión. Por otra parte, cada vez aglutina más a sus jubilados, una masa importante al día de hoy, de modo que es el sindicato que queremos ver todos: ese AEBU que marca presencia, que marca propuestas, que está con la gente y que apuntala los cambios sociales. Y sin duda que también lo hace con una inclusión financiera democrática, bien hecha, profunda, como parte de la profundización de la democracia y del cambio social del país. De modo que para mí es un orgullo seguir perteneciendo a AEBU y una alegría estar hoy acá  con todos los compañeros celebrando los 75 años».

 

Asociaci?n de Bancarios del Uruguay

Asociación de Bancarios del Uruguay | Camacuá 575, Montevideo, Uruguay | Tel.: (+598) 2916 1060/62

Secretaría de prensa y propaganda | 1999 - 2016