Trabajadores pagan culpas ajenas

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Trabajadores pagan culpas ajenas

Publicado en:

Causada por 1000 vacantes sin llenar, la ineficiencia del BROU la están pagando en forma injusta sus trabajadores bajo la forma de reclamos airados del público.

Los primeros defensores del Banco República (BROU) y de la banca oficial son sus trabajadores; sin embargo ellos están sufriendo agresiones de los usuarios quienes se sienten desconformes con la atención recibida, sin conocer los problemas subyacentes. Detrás de esta dolorosa situación está la política indiscriminada de contención del gasto aplicada en las empresas del Estado.

Tras el paro y la movilización de hoy en la sucursal 19 de Junio y del envío de una nota urgente al directorio del banco, el presidente de la Comisión Representativa del Banco República, Matías Arbizu explicó la situación creada por los reiterados actos de violencia que sufre el personal en muchas dependencias. «Esto es producto de varias  cosas: la situación socioeconómica general del país evidentemente influye  en el comportamiento de la gente, y también lo hace la pérdida del empleo. La cantidad de trabajadores en seguro de paro y los salarios en caída en todo este último tiempo, naturalmente generan en los trabajadores una sensación de impotencia, inseguridad  y preocupación muy grande». Por ello, «los trabajadores van predispuestos al choque, de alguna forma». 

Un segundo componente de esta realidad citada por Arbizu es «la alarmante falta de personal que tiene el Banco República. Esto no es nuevo, ya lo hemos venido discutiendo desde hace mucho tiempo. Tenemos alrededor de 1000 trabajadores menos entre 2018 y la actualidad. Éramos cerca de 4000 y hoy estamos cada vez más cerca de los 3000. Evidentemente la falta de personal es un golpe muy grande que genera demoras, dificultades en la atención. Eso, unido a lo anterior, es un combo explosivo que termina generando este tipo de cosas. No las justificamos de ninguna manera y por eso se realizó la movilización de hoy, pero lo que necesitamos urgentemente son respuestas por parte del directorio y del Gobierno». 

El dirigente resaltó la importancia del llenado de vacantes y lamentó el estancamiento que se registra en este aspecto: «Necesitamos retomar la discusión con respecto al ingreso de personal Si bien el año pasado, cuando discutíamos el presupuesto habíamos logrado romper el techo impuesto por la OPP para todas las empresas públicas —y eso está escrito en el presupuesto del Banco República— en los hechos esto no se ha cumplido. En los hechos no ha ingresado un solo trabajador en todo el año pasado y lo que va de este. Entonces la situación se va gravando cada vez más». Y a este tiempo transcurrido sin novedades y con deterioro del servicio Arbizu sumó «la demora increíble del concurso de ingreso para el BROU, que va a seguir estirando el tema, porque en el mejor de los casos a fin de año puede ser que haya una lista de prelación para nuevos ingresos». 

De no recibirse una rápida respuesta del directorio a la nota de AEBU, el consejo del sector analizará medidas de lucha para quebrar la indiferencia de las autoridades, informó el dirigente.