2020: Entre pandemia y recortes AEBU mantuvo el rumbo

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

2020: Entre pandemia y recortes AEBU mantuvo el rumbo

Publicado en:

La pandemia y la política presupuestal restrictiva del Gobierno cambiaron los ritmos del accionar del sindicato este 2020, pero no sus ejes.

Youtube

El 13 de marzo se registró el primer brote pandémico y en mayo el sindicato ya empezó a registrar envíos al seguro de paro, como reflejo de la disminución de la actividad financiera. A este impacto se agregó luego la decisión del Poder Ejecutivo de rebajar los salarios públicos y privados, en un caso por medio de la Ley de Presupuesto y en otro inclinando la balanza en los consejos de salarios a favor de las empresas, aun en sectores evidentemente dinámicos de la economía.

El empleo y el salario se vieron comprometidos. AEBU debió salir decididamente a la lucha, en un caso para negociar seguros de paro parciales en las administradoras de crédito y transportadoras, y en otro para frenar una rebaja salarial pautada por el Gobierno que para nada se ajustaba a la próspera situación de bancos y tarjetas. En ambos casos, con movilización y negociación, el sindicato salió airoso una vez más.

Vencido el intento de ajuste en el sector privado, debió también enfrentarse en la banca oficial a la reducción presupuestal y el no llenado de vacantes. De forma sistemática los directorios de estos bancos rehuyeron el diálogo y nuestra movilización solo obtuvo como logro parcial el ingreso de un número escaso de trabajadores que provenían de un concurso del período anterior.

Este resultado fue considerado insuficiente por la Junta de Delegados celebrada a fines de octubre, que rechazó la decisión del Poder Ejecutivo de no llenar las vacantes y recortar el presupuesto de los bancos, planteándose orientar la acción del sindicato hacia la discusión del convenio colectivo.

Eminentemente políticas, estas luchas por el empleo y el salario se libraron conectadas con nuestras acciones contra la Ley de Urgente Consideración (LUC) y la Ley de Presupuesto, terrenos en los que, además de nuestra dirigencia, estuvieron involucradas la Comisión Técnica Asesora y el servicio jurídico del sindicato.

A estos frentes de batalla se agregó el inicio de la discusión de la reforma de la seguridad social, a partir de la constitución de una comisión de técnicos resuelta por la LUC. El sindicato debió entonces ingresar con toda la fuerza en la defensa de Caja Bancaria, a poco más de diez años de su exitosa reforma.

Todas estas movilizaciones se han dado este año sobre un telón de fondo: el del despliegue solidario de numerosos militantes dedicados a sustentar la olla de AEBU de los martes y jueves, y a proporcionar alimentos para otras numerosas ollas de Montevideo y de otros departamentos. Lo hicimos sin bajar los brazos y con el apoyo del «gran AEBU», constituido por los socios del Club Deportivo y los integrantes de nuestras secciones de baby fútbol y fútbol universitario. De este modo AEBU ha dado una respuesta alimentaria a las necesidades de miles de trabajadores que quedaron sin sustento a causa de la pandemia.

Al ritmo de las marchas y contramarchas del Poder Ejecutivo en materia de restricciones a las actividades presenciales, los servicios del Jardín y Educación Inicial y el Club Deportivo se amoldaron de manera dúctil y —dentro de los márgenes posibles— continuaron con sus actividades en forma remota, haciendo gala de una gran dedicación e inventiva. El Hogar Estudiantil extremó sus protocolos sanitarios y los centros vacacionales debieron también adaptarse a las normas generales para ese tipo de establecimientos. Sala Camacuá abrió su actividad normalmente en marzo, cerró por un tiempo y tuvo una reapertura en setiembre con su aforo reducido a 74 plazas. A partir de entonces se ha mantenido funcionando con espectáculos en cartelera y un riguroso respeto de las medidas de higiene.

De este repaso a vuelo de pájaro se desprende que 2020 ha sido un año de actividad intensa, de resistencia a la pandemia y de resistencia también a un ataque concentrado en pocos meses desde el Gobierno contra conquistas que nos han llevado muchos años obtener. Nuevamente AEBU ha sabido estar a la altura de los mayores desafíos, como en la crisis de 2002–2003 y como en su lucha de 2008 por la reforma de Caja Bancaria.  Este año cargado de acontecimientos lo mostramos en estos videos producidos por la Secretaría de Prensa y Propaganda.

Cerramos este año luchando y 2021 nos encontrará nuevamente firmes, apoyados en nuestras convicciones.