Consejo del Sector Financiero Privado de AEBU ante la emergencia sanitaria

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Consejo del Sector Financiero Privado de AEBU ante la emergencia sanitaria

Fecha
Publicado en:

Entrevista a José Iglesias, presidente del Consejo del Sector Financiero Privado.

¿Cómo evalúan la situación mundial con respecto a los cambios producidos por la pandemia de coronavirus COVID-19?

Se trata de una epidemia que viene afectando a varios países del mundo y la región. El crecimiento de este virus hace que puedan colapsar los sistemas de salud. 
La salud, la vida de las personas, siempre deben estar por encima de todo. Cuidarnos, cuidar la vida es central para cualquier sociedad, y en este momento debe ser prioridad.

El virus llegó al Uruguay, los casos crecen, y más allá del número de casos del día de ayer, el crecimiento es importante. Cuidar la salud de las trabajadoras y los trabajadores del país y del conjunto de la población es fundamental.

Para esto lo que se necesita es responsabilidad como ciudadanos, porque esta es la forma con la que Uruguay ha enfrentado situaciones críticas en otros tiempos. Si bien es cierto que han sido de otras características, siempre las hemos enfrentado de la misma manera: con ciudadanos responsables en lo individual y como sociedad. Creemos que este es el camino. El camino es el de la responsabilidad de todos los involucrados, el de entender cuál es la situación y qué cuidados debemos tener.

Entender que somos ciudadanos, que tenemos una responsabilidad que hoy es prioridad, cuidarnos a nosotros y cuidar al conjunto de la población.

¿De qué manera ven que esto impacta en la economía del país?

A partir del viernes 13, cuando se anuncian los primeros casos de coronavirus COVID-19 en Uruguay, el gobierno dispuso una cuarentena obligatoria para el sector de la educación y exhortó a la vez a la población a mantenerse en sus casas y a no circular. Esto significó una merma muy importante en todo el sector servicios, incluyendo al sistema financiero. 
Evidentemente hoy tenemos una situación complicada en la economía a partir de las medidas dispuestas. 

¿Qué se está haciendo desde el Consejo de Sector Financiero Privado de AEBU?

Desde el momento en que se declaran los primeros casos de COVID-19, AEBU ha dado un seguimiento a la situación en dos sentidos. Por un lado, proteger a nuestros compañeros y a los usuarios del sistema financiero en lo que tiene que ver con la salud. Por otro lado, un seguimiento que implica hora a hora, para tener claro cuál es el impacto que puede tener esta reducción de la actividad económica sobre los trabajadores, y cuáles son las mejores salidas, los mejores caminos como colectivo. 

El Consejo de Sector Financiero Privado está en continua comunicación con las comisiones representativas y las comisiones de salud, reclamando a las empresas la realización de medidas sanitarias que vayan en el sentido de proteger a nuestros trabajadores, y proteger también a los usuarios. La cuestión es protegernos a nosotros como trabajadores, proteger a los usuarios del sistema y seguir realizando una tarea que en muchos casos es esencial para la población.

¿Cuál es el mensaje del Consejo a los trabajadores y trabajadoras del sector?

A raíz de la situación económica que se desprende de las medidas sanitarias que tomó el gobierno, esto es, la reducción en la actividad económica en el sector servicios en su conjunto, el Consejo del Sector Privado está en continua comunicación con el Ministerio de Trabajo y con las direcciones de cada una de las empresas del sector privado, analizando empresa a empresa el impacto de esta baja en la actividad y los posibles planes de contingencia que se pueden desplegar mientras dure la emergencia sanitaria.

A lo largo de la historia, AEBU ha pasado por diversas situaciones difíciles. Todas ellas para quienes las vivieron fueron inéditas, pero todas ellas tuvieron un denominador común: la solidaridad.

En esta situación, los brazos de nuestro sindicato, los brazos solidarios, deben de llegar a aquellos compañeros que puedan verse más afectados. Esa es la salida. Y es la salida para nosotros, para los trabajadores del sistema financiero privado. Es la salida para el sistema, pero es también la salida para el conjunto de la población, para el país. Salimos con la sociedad, salimos con todos y salimos apoyándonos entre compañeros.