Así luchamos por los consejos de salarios

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Así luchamos por los consejos de salarios

Publicado en:

Las jornadas de AEBU del miércoles 28 y jueves 29 en Paysandú y Salto continuaron la defensa de los consejos de salarios iniciada con una marcha y acto en la Ciudad Vieja de Montevideo.

La negociación de salarios y condiciones de trabajo de las transportadoras de caudales y las administradoras de créditos está trabada y AEBU ha tensado sus fuerzas para que esta situación cambie.

José Iglesias, presidente del Consejo del Sector Financiero Privado encabezó las acciones del sindicato en el litoral e hizo un balance general de lo actuado en las dos ciudades: «Ayer [por el miércoles 28], junto a todo el PIT-CNT, tuvimos una movilización muy importante en la ciudad de Paysandú, con la asistencia de todos los compañeros del sector privado y del sector oficial. En este caso la paralización de actividades para la banca comprendió tanto a los bancos oficiales como a los privados y administradoras de crédito, cooperativas y transportadoras. El acto lo hicimos junto al PIT-CNT, o sea que participaron otros gremios tanto de la movilización como del acto». Entre ellos destacó a la Untmra, el Sunca, a los compañeros de las citrícolas y a los de la industria láctea Pili, «quienes denunciaron las situaciones que tienen planteadas con dificultades muy importantes de empleo».

En cambio, en Salto la movilización fue exclusivamente de AEBU. «Hoy tuvimos una jornada en la ciudad de Salto en la que paró el sector financiero (los bancos, las administradoras) e hicimos un acto en el centro de la ciudad. Nos manejamos dentro del mismo marco que en el acto anterior, en la defensa de los consejos de salarios y de las negociaciones, tanto de las administradoras de crédito como de las transportadoras».

Respecto al contenido de las demandas del sindicato, expresadas en los dos actos, destacó «la importancia de defender los consejos de salarios y la denuncia de los cambios que se están planteando». A su entender, quienes hoy proponen modificaciones a las leyes laborales «llevan el camino de negar los consejos de salarios», algo que coincide con las decisiones que se tomaron en los años 90 de no convocarlos por parte de los gobiernos de turno. «Sobre esa base denunciamos que la negociación de empresa a empresa implica que los trabajadores con menor relación de fuerza quedan en situaciones muy complicadas, porque seguramente no van a poder reajustar sus salarios».

Iglesias profundizó luego su razonamiento: «Por lo tanto esa propuesta significa directamente una rebaja de salarios. Y, con la baja de salarios, también una baja en las jubilaciones y pensiones porque ellas están indexadas al índice medio de salarios».

Como todo dentro de la sociedad está conectado, este juego de causas y efectos trae todavía más consecuencias: «También denunciamos las situaciones de los pequeños y medianos comerciantes de todas las ciudades del interior y de aquellos que producen y venden para el mercado interno. Porque, una vez que el salario se reduce, una vez que el empleo se reduce, una vez que aumenta la tasa de desempleo, se produce una afectación total del comercio de cada una de las ciudades».

Otro dato poco comentado, pero que puede ubicarse en la plataforma preelectoral de uno de los partidos tradicionales fue mencionado por el dirigente: «Denunciamos que, entre las modificaciones que se plantean a los consejos de salarios, está la de establecer regionalmente distintos aumentos, o aumentos menores, para ciudades del interior. En la situación en que se encuentran Paysandú y Salto, muy afectadas en su competitividad por la situación de ruina que tiene Argentina, la solución que se está planteando de bajar los salarios en estas ciudades lo único que va a traer es que el comercio se va a ver mucho más afectado de lo que está en este momento», sostuvo Iglesias. 

El dirigente destacó finalmente la muy pareja respuesta de las bases en las acciones emprendidas en el litoral: «Las movilizaciones contaron con una presencia muy importante de compañeros de todos los sectores del sistema financiero privado, de las cooperativas, transportadoras, de las administradoras (de todas aquellas donde tenemos afiliación y organización), yo diría que con un casi 100 % de participación de parte de los compañeros. En el caso de Salto diría que los compañeros pararon sus actividades y fueron para el acto. Es decir que no quedó nadie sin concurrir. Lo mismo sucedió con los bancos, y cabe remarcar ahí la importancia de AEBU como sindicato único y la solidaridad de los compañeros con estas mesas de negociación que están abiertas, a pesar de que no se está jugando nada en particular para ellos», finalizó.