Skip to content

«No creemos que la irrupción de la tecnología deba ser aceptada sin tener en cuenta su costo social»

Mar 21/03/2017 - 15:09 por Editores

Gonzalo Pérez | Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos (Archivo)
Gonzalo Pérez | Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos (Archivo)

HORA DE CIERRE (HdeC) —Tenemos sobre la mesa el tema de la tecnología y el empleo y sé que ustedes la semana que viene organizan allí una mesa donde estarán Rodrigo Arim, Fernando Pereira, Gabriel Oddone y Fernando Brum, para conversar particularmente de este tema en el sector financiero: el avance de la tecnología.

GONZALO PÉREZ (GP) —Efectivamente. Esa es una primera jornada porque va a haber una segunda en los primeros días de abril con la misma temática y con otros invitados. Es un tema yo diría de preocupación para todo el movimiento sindical, porque tanto en el área de servicios, en el área automotriz, como en diferentes sectores de la producción, la tecnología está avanzando y deja puestos de trabajo sin cubrir. En algunos casos transforma una cantidad de tareas que hoy se realizan en el sistema financiero que va a haber que llenarlas con perfiles distintos a los que tenemos hoy.

HdeC —Eso implica capacitación mientras tanto, ¿no?

GP —Exacto, porque evidentemente la introducción de los teléfonos inteligentes está haciendo que cada día más la población se acostumbre a usarlos para hacer una transacción financiera. Hoy cerca del 90 % de las transacciones en el BROU se realizan por canales alternativos, ya sea mediante un cajero automático, a través de Internet o de un celular. Ha venido avanzando de manera importante el acostumbramiento de la gente a usar los medios digitales. 

Cuando uno piensa en el mediano plano, la generación de las ceibalitas dentro de 10 años va a tener un promedio de 30 años y efectivamente esa población creció con los medios electrónicos a su disposición y eso va a generar efectivamente el desplazamiento de algunas tareas hacia otras. Por ejemplo en el área de atención a los clientes; un lugar interno que se ha potenciado enormemente es la banca electrónica. Sectores que antes no existían en el sistema financiero hoy se potencian y la gente que debe atenderlo debe tener un perfil más volcado hacia lo tecnológico y no tanto hacia la contabilidad. Esos son los nuevos elementos que queremos discutir en las próximas mesas, porque no creemos que la irrupción de la tecnología tenga que ser aceptada sin tener en cuenta su costo social para los trabajadores.

HdeC —¿Cómo se adapta a esto el bancario de toda la vida, que estaba acostumbrado a otras tareas, a tareas más analógicas si querés, ahora que el 90 % de las transacciones se hace a través de canales alternativos? Incluso, a veces alguno siente que los bancos los estimulan al punto de que ya no es tan cómodo ir hasta la sucursal a que lo atiendan. Hay que esperar más rato, y la cosa se hace más difícil comparada con lo fácil que se hace el trámite digital, que también es una ventaja para los usuarios y hay que tenerlo en cuenta desde ese punto de vista. No se puede trancar la facilidad de hacer una transacción desde el smartphone, el tema es cómo compaginarlo, ¿no?

GP —Efectivamente, este problema no se tranca con una medida gremial como un paro. El avance de la tecnología está instalado en la sociedad. Como tú decías, antes cualquiera de ustedes o nosotros mismos a la hora de pagar la factura de UTE o de Antel íbamos a la UTE o a Antel. Después fuimos a las redes de cobranza y hoy prácticamente gran parte de la población o bien tiene el débito automático de la caja de ahorro o bien lo paga vía celulares. El avance de la tecnología tiene un impacto en todas las áreas de trabajo y en el sistema financiero también. Eso es lo que queremos discutir con otros actores, que están pensando otra alternativa, viendo que es un tema que no se puede obviar, pero que necesita ser visto desde una perspectiva social, desde una perspectiva sindical.

HdeC —Sin duda que sí. Hay mucho para trabajar en eso. ¿Cuál es la percepción de los trabajadores respecto a cómo lo están manejando las autoridades, en particular en la banca pública?

GP —Nosotros, si ustedes recuerdan, tuvimos una discusión con el directorio del Banco República sobre fines del año pasado. Fundamentalmente con lo que tenía que ver con el cierre parcial de algunas dependencias en dos o tres días a la semana. Más allá que existe un acostumbramiento de gran parte de la población, existen todavía porciones importantes de uruguayos que no están acostumbrados al uso de esta tecnología. A veces creemos, o vemos, que los bancos están yendo más rápido que la capacidad de la gente de absorber esta nueva tecnología. Fundamentalmente en estos lugares del Interior de la red pública es donde más dificultades existen en la población para acostumbrarse a la introducción de la tecnología en sus hábitos  vinculados con el sistema financiero.

HdeC —Ese es un punto importante. Pienso —Jaime acá es un gran preocupado por el asunto— en lo que está pasando con la inclusión financiera. Ese concepto que manejabas recién: los bancos están yendo más rápido que alguna gente. No nos educaron para la inclusión financiera, nos vino por decreto. El otro día Martín Vallcorba informaba que va a haber una jornada para el Interior, para informar sobre errores y dificultades que hay en todo este proceso. Es decir que,  para toda esta modernización —o como quieras llamarle, Gonzalo—, no hemos sido preparados. Todo se va viendo sobre la marcha.

GP  —Es más, hay uruguayos que hasta hace poco tiempo no sabían que la tarjeta que usan en el cajero automático es una tarjeta de débito y que permite pagar en cualquier comercio. 

HdeC —No se promovía eso hasta que no aparecieron las ventajas impositivas.

GP —Exacto. Pero aún con esas ventajas, hay comercios que no tienen instalado un POS. En el interior del país, especialmente en esos lugares lejanos, no existen comercios que tengan POS o son unos pocos. 

(Transcripción parcial)

Escuchar la entrevista completa

Asociaci?n de Bancarios del Uruguay

Asociación de Bancarios del Uruguay | Camacuá 575, Montevideo, Uruguay | Tel.: (+598) 2916 1060/62

Secretaría de prensa y propaganda | 1999 - 2016