Skip to content

Por la madre y por el hijo

Mar 09/08/2016 - 17:22 por Editores

Foto: Nicolás Celaya / adhocFotos
Foto: Nicolás Celaya / adhocFotos

CAMACUÁ Y RECONQUISTA —Continuamos en Camacuá y Reconquista, ahora conversando con Adriana Sánchez. Ella es encargada del Centro Recolector de Leche Materna del Banco de Previsión Social (BPS). Vamos a darle la bienvenida: buenas tardes.

ADRIANA SÁNCHEZ —Buenas tardes, muchas gracias por el espacio para poder compartir con ustedes nuestra experiencia de trabajo.

C&R —¿Cuándo surge el trabajo específico del BPS en torno a la lactancia materna?

AS —Esto surge en el año 2005 con la creación del Centro Recolector de Leche Materna; y fuimos posicionándonos en la comunidad como el centro recolector más grande del país y como referencia nacional en volumen de donantes y en volumen de litros de leche recolectada.

C&R —¿Cómo funciona el centro recolector?

AS —Nosotros tenemos tres días de visita domiciliaria. En esos días lo que se hace, de acuerdo a la región donde se encuentran los domicilios de las donantes, son llamadas previas para coordinar la visita, se les entrega material estéril y un equipo extractor en el caso de que lo necesiten y a la semana siguiente pasamos a hacer la recolección de la leche que ella haya podido recolectar. Todo bajo determinados protocolos de higiene, de cuidado y demás, siempre basándonos en protocolos de calidad del producto.

C&R —Luego, ese producto ¿a dónde va?

AS —Esa leche que se recolecta se almacena previamente en el servicio de BPS, en el centro recolector, y luego es trasladada al banco de leche que funciona en el Centro Hospitalario Pereira Rossell o en algún centro de la región norte del país, que puede ser el hospital de Salto o el de Tacuarembó, en el caso que se necesite leche para procesar.

C&R —En tu caso, ¿estás desde el principio en este centro?

AS —Si, desde el inicio.

C&R —¿Cómo has visto la evolución con el paso de los años?

AS —Muy favorable, muy motivadora. La gente cada vez se involucra más. Es una de las ideas que estamos tratando de difundir, que esto es una realidad de todos. La lactancia materna no es solamente de la familia que está involucrada directamente sino que nos compromete a todos como comunidad y como sociedad.

C&R —Como decíamos al principio, esta semana es la semana mundial de la lactancia materna. ¿Hace cuánto tiempo que el BPS se pliega con campañas activas sobre la lactancia materna en esa semana?

AS —Desde el principio. Los primeros años fueron más silenciosos que en los últimos. Sobre todo cuando decidimos salir puertas afuera a mostrar nuestra experiencia de trabajo y poder compartir con más empresas y más instituciones esta experiencia.

C&R —¿Qué tipo de actividades se hacen en la semana de la lactancia materna en Uruguay?

AS —Últimamente estamos abocados a fomentar la implementación de más espacios amigos de la lactancia materna en los lugares de trabajo. Si bien hoy no es norma, no es ley, hay un proyecto de ley en la Comisión de Salud de Diputados que está a estudio, lo que resolvimos hacer es salir puertas afuera a ofrecer nuestra experiencia de trabajo, que nos había ido bien y quisimos compartirla con más gente.

Luego de la última encuesta nacional de lactancia en el año 2012 vimos que el tercer motivo de abandono de la lactancia era el reingreso al trabajo. Como para nosotros la salud también es seguridad social y nos había ido bien con el tema, salimos a ofrecer ese apoyo.

¿Qué significa ese apoyo? Ofrecemos el asesoramiento técnico a empresas públicas y/o privadas, instituciones públicas y/o privadas, que tengan la inquietud de ofrecer un espacio adecuado para las funcionarias cuando se reintegran en período de lactancia, acompañarlas en ese proceso de inserción laboral. Sabemos que no es la misma funcionaria que egresa gestando a aquella que regresa al trabajo. Tiene que separarse de su bebé, eso genera una situación de estrés que va de la mano con una disminución de la producción láctea, con lo cual muchas veces comienza la inserción de un sucedáneo de la leche materna.

Viendo nuestra historia y viendo que nuestras donantes de leche materna, más del 90 % trabajaba fuera de la casa más de seis horas —más el período de traslado que tenían— y a su vez, amamantaban a su hijo y nos donaban leche por períodos prologados —más de un año, y hemos tenido mamás que donan por más de dos años—, eso nos hizo pensar que si era bien acompañada frente a cualquier dificultad, aquella realidad podría revertirse.

Comenzamos implementando estos espacios dentro de las instalaciones del organismo y hoy ya tenemos seis salas dentro de BPS que no están en reparticiones de salud, solamente dos donde se atiende la patología de la dificultad de lactancia, las otras cuatro están dos en el interior del país, una en Maldonado y otra en Pando, y las otras salas dentro del edificio de BPS, dos en Ciudad Vieja y dos en el edificio central, en el edificio nuevo de Colonia y Fernández Crespo.

C&R —Qué respuesta han tenido de empresas o incluso otros organismos del Estado respecto a esta campaña de salas de lactancia.

AS —Hasta el momento 100 % efectividad. A todas las empresas a las cuales se les ha ido a ofrecer el proyecto, lo han tomado y lo han desarrollado. Estamos muy contentos, pero también con ganas de que esto se conozca, de que más empresas se sumen y no solamente ofrecer el lugar, sino que entiendan y se sensibilicen con la importancia que esto tiene y de que está bueno de que lo hagan y fomenten a sus funcionarias a hacer uso de este espacio.

C&R —Capaz que nos podés contar un poco más sobre el trasfondo de todo esto, que es la importancia de la lactancia materna en el bebé, de que tome leche materna.

AS —Los beneficios no los vas a ver solamente en el bebé, sino también en la mamá, en la familia y  en la sociedad toda. Tenemos menos incidencia de enfermedades prevalentes, menos infecciones respiratorias altas y bajas. Los beneficios todos ya los conocemos, pero lo importante, creo, son aquellos que se ven a largo plazo y que son enfermedades prevalentes. Tenemos cifras bastante elevadas de mortalidad por enfermedades crónicas como hipertensión y demás. Todo eso se ve retribuido y mejor una vez que reciben en la primera instancia de su vida una alimentación adecuada como es la lactancia materna, que es de bajo costo y de fácil implementación. Con un buen asesoramiento y acompañamiento no se requiere de nada. La lactancia materna no requiere de recursos económicos, simplemente de un buen asesoramiento.

C&R —Pensando en estas salas de lactancia, ¿qué es lo que tiene que tener básicamente una sala de lactancia para estar operativa?

AS —Es un espacio pequeño que permita desarrollar las actividades, un lavatorio, un sillón cómodo, un equipo de frío, freezer y no heladera y no mucho más que eso. BPS lo que ofrece a estas empresas es asesoramiento a las funcionarias que van a hacer uso de ese lugar en el buen uso del espacio. ¿Qué significa eso? Si ella viene a ese espacio y no sabe cómo funciona la lactancia materna —que es una cuestión de fisiología del organismo— puede hacerse la trampita al solitario. ¿Qué significa esto? Si ella viene estresada, angustiada o preocupada de que tiene público esperando o que el jefe puede estar controlando que ella está ahí adentro, va a generar una situación de estrés, su organismo no va a generar las sustancias necesarias como para que la leche fluya normalmente. Esos talleres van dirigidos para que ella sepa usar estrategias para poder desarrollar la fisiología normalmente, naturalmente.

C&R —Este año el lema de la semana de la lactancia materna es «la lactancia es clave para el desarrollo sostenible». ¿Es un lema internacional o de Uruguay?

AS —Es un lema internacional. Es un lema que marca la WABA, la organización que desarrolla e impulsa toda esta movida y que emprende acciones fuertes en apoyo, promoción y difusión de la lactancia.

C&R —¿Tienen algún tipo de intercambio tanto con ese organismo central como con otros países durante esta semana?

AS —Sí, son varias las redes que se suman a esta implementación. Nosotros formamos parte de la Red Iberoamericana de Bancos de Leche y Centros de Recolección que tiene su sede en Brasil. Son más de 27 países los que forman parte de esa red y Uruguay es uno de ellos. Está Lactared también, que es una red peruana que trabaja mucho en lactancia materna. Son múltiples las ONG que trabajan con esto, la Liga de la Leche, por ejemplo.

C&R —Te quería preguntar cómo interactúa esto con la legislación actual en nuestro país. ¿Existen beneficios para que las trabajadoras puedan hacer uso de la sala de lactancia?

AS —No hasta el momento. Como decía, hoy hay un proyecto a estudio, pero no hay nada que lo obligue. Hoy no hay nada que obligue a una empresa o a una institución a implementar este espacio. Entonces, por eso decía que salimos a ofrecer e invitar a que se sumen en esta implementación, en esta buena práctica.

Otra cosa interesante que les quería comentar es que presentamos este proyecto de las salas en la AISS (Asociación Internacional de la Seguridad Social), y fuimos premiados con una mención, un certificado al mérito por implementar una buena práctica en el lugar de trabajo. Hacia lo que apuntamos es mejorarle las condiciones laborales a la mujer trabajadora.

C&R —¿Saben cómo es la situación en nuestro país respecto a las salas de lactancia? ¿En otros países es mayor la prevalencia de este tipo de espacios o no? ¿O es algo en lo que estaríamos siendo pioneros?

AS —Te diría que como seguridad social somos pioneros a nivel mundial de esta buena práctica. Habitualmente esto surge de servicios de salud meramente, no desde la seguridad social. Eso es una impronta que tenemos desde Uruguay, es algo que ha llamado la atención. Y que a su vez, que desde estas salas logremos recolectar leche de buena calidad como para después poder alimentar a los prematuros, es más innovador todavía. Porque estos espacios son considerados como espacios en los que la funcionaria va, alimenta su bebé o extrae la leche pero para uso propio. El taller y la orientación que nosotros hacemos nos facilita y nos da las garantías para que si esa funcionaria, independientemente de la empresa en la que trabaje, quiere donar su leche, tenemos plenas garantías de que la calidad va a ser excelente como si formase parte de las donantes de nuestro servicio, porque la capacitación que recibe es la misma. Para nosotros es tan importante su hijo como el prematuro que está ingresado en un CTI.

C&R —A futuro, cercano o no tan cercano, ¿tiene el objetivo fijado de seguir sumando algunas salas? Se ponen algún objetivo numérico para llegar, ¿por ejemplo?

AS –A todo el país. En realidad el objetivo es poder llegar a que cada empresario, cada administrador, cada jefe entienda la importancia que esto tiene y que ya no sea algo como «Uy, viene el BPS a inaugurar una sala». O si no: «Vamos a llamarlos porque estamos necesitando generar este espacio». Que sea algo común y no que sea una noticia, una novedad.

C&R —¿Cómo hacen las empresas para entrar en contacto con el BPS para instalar una sala de lactancia?

AS —Tenemos un correo que es bien fácil, lactancia@bps.gub.uy, pueden dirigirse ahí o al celular 091757686. Lo que hacemos es generar una entrevista personalizada y les comentamos cuáles son los requerimientos, las cosas que debe ofrecer la empresa y las cosas que ofrece el BPS. BPS ofrece, también dentro de ese convenio o proyecto de convenio entre las instituciones, un equipo extractor eléctrico para uso de la sala. Dentro de ese taller de orientación que comentaba, también hace al buen uso del material que se entrega, cuáles son las responsabilidades de la funcionaria. Sobre todo tratando de que comprendan que la responsabilidad es compartida: de la empresa de ofrecer el lugar en las condiciones adecuadas y de las funcionarias de hacer un buen uso del material que se le entrega y de las condiciones cómo tiene que mantenerlo.

C&R —De acá al final de la semana, ¿hay alguna actividad para destacar?

AS —Estamos esperando la aprobación de las autoridades pero sí, podemos venir con novedades sobre el fin de la semana.

C&R —Estaremos atentos a este tema. Estuvimos conversando con Adriana Sánchez, encargada del Centro Recolector de Leche Materna del BPS. Muchas gracias, Adriana, por estar hoy con nosotros.

AS —Muchas gracias a ustedes y felicitaciones por el programa.

 

Transcripción: Natalia Hernández

Asociaci?n de Bancarios del Uruguay

Asociación de Bancarios del Uruguay | Camacuá 575, Montevideo, Uruguay | Tel.: (+598) 2916 1060/62

Secretaría de prensa y propaganda | 1999 - 2016