Skip to content

Uruguay exporta democracia y sindicalismo

Lun 09/11/2015 - 17:47 por Editores

PORTAL AEBU — Buenos días, Fernando. Nos interesa en primer término precisar de dónde proviene la invitación para visitar Turquía y realizar allí una serie de actividades junto al expresidente José Mujica. Estamos ante un hecho que llama la atención porque el signo político del gobierno turco parece tener pocos puntos de contacto con la democracia uruguaya.

FERNANDO GAMBERA — El partido corresponsable de nuestra venida es el que salió segundo en las elecciones. 

PA — ¿Viene entonces por el lado político la invitación a Mujica y la tuya? 

FG — No, la mía es por el lado de la central sindical DISK.

PA — ¿Esto implica que tengas una agenda separada de la de Mujica?

FG — No, en realidad la agenda es conjunta. En primer lugar hay que explicar que todas las actividades son en el marco de la presentación del libro Una oveja negra al poder, que fue traducido al turco. La invitación fue a los dos autores, [Ernesto] Tulbovitz y [Andrés] Danza, al Pepe [José Mujica] porque es el obvio protagonista, y a un dirigente sindical, porque entre los patrocinadores de toda esta agenda están el partido CHP y la Central Sindical DISK.

PA — ¿A vos te seleccionaron ellos como invitado o fuiste como representante del PIT-CNT?

FG — La invitación fue personal, aunque yo rendí cuentas en el Secretariado y fui avalado en la representación. Supongo que fui seleccionado por la responsabilidad sindical que tengo [Relaciones Internacionales].

PA — ¿Qué valoración de Mujica hacen los turcos para que en su país se reproduzca un  libro a primera vista dirigido al consumo de los uruguayos?

FG — Acá hacen un paralelismo, una analogía o asociación inmediata con la figura de su presidente quien ganó, pero tiene a la mitad del país en contra y vive en la opulencia. Recep Erdogan tiene según ellos un palacio de mil habitaciones; eso los lleva a idolatrar a un presidente que vive sencillamente, como la gente común.

PA  — ¿Qué agenda ha desplegado Mujica en estos días, en la que has participado también tú?

FG — Nuestra actividad se ha desarrollado en tres ciudades: Estambul, Eskisehir y Esmirna. La agenda incluye naturalmente la presentación del libro en cada lugar, y conferencias en las que el expositor es Mujica. En la mayoría de los casos los expositores somos nosotros acompañados por Mujica. Hablamos desde el mundo del trabajo y los sindicatos y Mujica desde donde él considere.

PA — ¿Ha interesado la historia del sindicalismo uruguayo, el hecho de tener una central única de trabajadores y la experiencia de los sindicatos frente al gobierno en la última década?

FG — Sin duda. Constantemente se me ha pedido que comente la unidad del movimiento sindical uruguayo, y me preguntan sobre la experiencia de esa unidad. Y tanto Mujica como yo hemos afirmado que de esa unidad nació la unidad política de la izquierda. 

También preguntan por la experiencia nuestra de los últimos años sobre los avances en materia de derechos laborales, comparando a nuestro país con lo que sucede acá.  Por ejemplo, aquí se contabilizan 24 mil muertes en el trabajo en lo que va de año. Ayer uno de los actos a los que asistimos era para recordar los fallecidos en los sucesos en las minas de carbón, hace un año (N. del E.: Se refiere a la tragedia de Soma, en 2014, en la que murieron 243 mineros). De esta catástrofe no hay ningún responsable hasta el día de hoy. 

Por otro lado he trasmitido mi solidaridad frente a esa situación, frente a las represiones que se han producido, y los últimos acontecimientos en Ankara donde hubo muertos por una bomba, así como también con las madres de los 17 mil desaparecidos, a quienes visitamos.

PA — ¿El atentado de Ankara, cómo puede encuadrarse?

FG — Hay una versión oficial y otra contraria. Pero —claramente— encuadrémoslo como un atentado contra una marcha absolutamente pacífica que pedía paz. Aquí la agenda del movimiento popular está encabezada por el reclamo de paz y conjuntamente de democratizar al país, ya que, según ellos, no hay una democracia participativa. A ello se suman los reclamos de mejora de las condiciones en el mundo del trabajo. Estos han sido los ejes en los que se nos ha pedido que hablemos en casi todas las conferencias y tomando a Uruguay como ejemplo.

PA — Muy bien. Ya estas alturas estás casi al final de la gira.

FG — Si, mañana es el último día [por el sábado 7]. Ese día tengo otra conferencia con jóvenes e intelectuales, que tiene que ver más o menos con el mismo tema.

PA — ¿Qué balance se puede hacer de toda esta estadía allá?

FG — Lo primero a destacar es la imagen que tienen de Uruguay a través de la figura de Mujica. Es asombroso como a todos los eventos ha asistido gran cantidad de personas. En uno había 2000 mil personas, en otro se desbordó un teatro en el que solo cabían 2500 personas; colocaron pantallas gigantes afuera y se reunieron 2500 más. Llama también la atención la forma en que la gente lo para por la calle para sacarse fotos y firmar los libros. Él ha actuado como acá, se ha sacado todas las fotos y ha firmado todos los libros que le ha pedido la gente. Otro aspecto que llama la atención es ver, por añadidura, la imagen que se tiene de Uruguay como país avanzado en tolerancia, no discriminación y defensa de derechos de los trabajadores.

PA — ¿Esa repercusión que me estás transmitiendo se tradujo también en presencia en los medios de difusión?

FG — Sí, en cada lugar en los que se han hecho conferencias ha habido cobertura de todos los medios, desde escritos a televisivos.

PA — Es decir que a pesar de haber sido invitados por un partido de la oposición, se llegó a los grandes medios.

FG — Sí, inclusive tengo un par de fotos de una conferencia de prensa que ya te las estoy enviando.

PA — De manera que todo ha sido muy exitoso. ¿Con qué continúan?

FG — Ahora estamos saliendo hacia el consulado uruguayo por un acto protocolar, que es la forma en que la cónsul honoraria en Estambul nos despide. Mañana hay una actividad con la comunidad gitana por el tema derechos humanos y no discriminación. En la tarde hay una actividad de presentación del libro y una conferencia donde participamos Mujica y yo. El domingo es el cierre de la feria del libro en Estambul, la feria del libro más grande del mundo.

PA — ¿Esta visita tuya ha servido para estrechar lazos con los sindicatos de Turquía?

FG — Sí. Son realidades con las que no tenemos contacto a menudo, y la presencia física da esa oportunidad. Estuve en dos ciudades en las que tuve la oportunidad de hablar un largo rato con el presidente de la central de acá.

PA — ¿Cuántas centrales hay?

FG — Hay varias, pero fundamentalmente son dos, DISK y KESK. Esta última es de funcionarios públicos, educación, salud pública, todo el ambiente de trabajadores del Estado. Mañana participamos de una entrevista con el líder de HDP, el tercer partido de oposición según los resultados electorales, que de alguna manera reúne también a los kurdos.

PA — Nos alegramos de que todo se haya desarrollado tan bien en esta experiencia tan particular para nuestro movimiento sindical y la unidad de los pueblos.

FG — Como siempre a la orden.

PA — Gracias por todo.

Asociaci?n de Bancarios del Uruguay

Asociación de Bancarios del Uruguay | Camacuá 575, Montevideo, Uruguay | Tel.: (+598) 2916 1060/62

Secretaría de prensa y propaganda | 1999 - 2016