Comunicado de la Comisión Representativa del BROU

A raíz de la falta de respuesta a nuestros planteos y la ausencia de un ámbito de negociación real y de buena fe, el lunes 5 de abril se estará llevando a cabo un paro de 24 horas, total y nacional, en el Banco de la República (BROU). 

Debemos hacer especial énfasis en la falta de respuestas para los temas vinculados al resguardo sanitario, en el marco de la lucha contra el covid-19, para los miles de trabajadores que se desempeñan en forma presencial en el BROU.

Nos enfrentamos a la inexistencia de medidas que minimicen el riesgo de los trabajadores en una clara falta de voluntad política, así como al desguace del negocio y, por lo tanto, de los servicios que brindamos a la ciudadanía, con recortes absurdos de presupuesto y eliminación de vacantes.

El BROU no ha instrumentado la atención por agenda; no hay dotaciones en resguardo ni traslados transitorios para eliminar la movilidad para compañeros que se trasladan a largas distancias, ni atención a familias por cierre de centros educativos, etcétera. Al día de hoy aún no se han establecido aforos en nuestras dependencias. En 2020, con un nivel menor de contagios, algunos de estos puntos tuvieron soluciones. 

La negociación de buena fe fue violentada por modificaciones secretas a las estructuras del banco, que no fueron discutidas con el sindicato como lo establece el convenio colectivo.

Tampoco existen soluciones que garanticen la integridad física y psicológica de los trabajadores en contacto con el público, ante el recrudecimiento de la violencia contra ellos. 

La demora injustificada en el ingreso de personal y la eliminación del escalafón de servicios atenta contra las fuentes de empleo genuinas para los uruguayos, (porque las tareas se hacen, pero con personal contratado y precario, mientras enriquecemos a los dueños de las empresas que los toman).

Indefectiblemente esto repercutirá sobre la atención y las condiciones de trabajo; pone en riesgo las ganancias que se generan; aumentarán las áreas y sectores privatizados, y dejarán al borde del cierre a varias dependencias del interior del país a causa de las jubilaciones.

La no realización de concursos internos hace que muchos trabajadores estén efectuando tareas por encima de su cargo sin la contrapartida salarial correspondiente.

Tampoco hubo respuestas al planteo de aumentar los topes de edad para los préstamos en unidades indexadas, privilegio que hoy sólo tienen policías y militares retirados, ni al de diferir nuevamente las cuotas de los créditos sociales pero sin intereses para los trabajadores públicos y jubilados, algunos de los cuales ven afectado su salario por el nuevo impuesto covid, mientras aumentaron los depósitos en el sistema financiero en 2020 en 2.697 millones de dólares.

Sólo los trabajadores y las pequeñas empresas se empobrecen durante la pandemia. No debemos olvidar que, a pesar de la pandemia, el BROU desde 2020 generó 620 millones de dólares de ganancia; gran parte de ella proviene de los intereses que les cobramos a los trabajadores y jubilados.

Renovamos nuestro compromiso con el pueblo uruguayo en nuestros planteos y también en la garantía del cobro de haberes, lo que motivó el traslado de la fecha del paro.

Nuestra voluntad de diálogo para avanzar en soluciones permanece intacta. En ese sentido fue que concurrimos a una reunión con el directorio el 30 de marzo, esperando respuestas que permitieran desactivar la medida de paro, las que nunca llegaron.

El directorio tiene la palabra.

3 de abril de 2021

Comisión Representativa del Banco República
AEBU – Filial PIT-CNT