ACTUALIZADO | 15/11/2018 - 12:30

Doctora en derechos

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Doctora en derechos

En 2017 la Asamblea General designó a nuestra compañera María Josefina Plá integrante de la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH). A partir de hoy ejercerá la presidencia de este órgano. 

María Josefina es doctora en Derecho desde 1973 y fue asesora jurídica de AEBU entre 1976 y 2003, cuando se jubiló. Su primer trabajo como abogada consistió en la defensa de los despedidos por la dictadura. Desde entonces y hasta la actualidad ejerce lo que su vocación le dicta: la defensa de los derechos de los más humildes e indefensos. 

Un simple repaso nos da la idea de la intensidad de su labor: fundadora de  la Comunidad Germán en Flor de Maroñas; fundadora del Servicio Paz y Justicia ( Serpaj); fundadora del Observatorio del Sur; integrante de la asesoría jurídica a La Obra del Padre Cacho; observadora de la OEA en las elecciones de Haití, e integrante del Movimiento por una Vivienda Digna, (Movide).

«Vivir con sentido»

Consecuente con su vocación solidaria se transformó en una habitante más del carenciado barrio Flor de Maroñas y adoptó a tres hermanos huérfanos de madre cuyo padre estaba preso. Uno de esos niños que recibe su protección padece parálisis cerebral. A raíz de esta convivencia se especializó en los temas de la discapacidad y sus implicancias jurídicas en los ámbitos laborales.  Su tarea en esta materia le valió un reconocimiento de la Comisión Nacional Honoraria de Discapacidad, la que le otorgó en 2009 la distinción del Eslabón Solidario. 

Para dar servicio al barrio se involucró también en un proyecto destinado a proporcionar cédulas de identidad y a apoyar la concurrencia a la escuela de numerosos niños de la zona.

En 2015 la Comisión de Género y Equidad de la Junta Departamental de Montevideo la distinguió con el premio Montevideanas. El discurso que entonces pronunció resume su ética y su compromiso: «No esperamos nada de la vida, pero la vida sí espera de nosotros. Vivir con sentido: eso es lo que la vida nos ofrece como regalo o desafío; en realidad allí está el secreto».