ACTUALIZADO | 15/11/2018 - 12:30

La vida continúa para un valiente

Tiempo de lectura
menos de
1 minuto
Leido hasta ahora

La vida continúa para un valiente

Publicado en:

Importantes secuelas físicas dejaron los disparos recibidos por el portavalores de Prosegur Dany Falfaro frente al banco Itaú de Avenida Libertador.

Ese día fueron tres los compañeros de Prosegur heridos por los disparos a mansalva, de al menos diez delincuentes.

En una demostración de gran entereza, ante las innumerables muestras  de solidaridad recibidas Dany Falfaro envió un mensaje para informar sobre su estado de salud: «Tengo esquirlas en el brazo, pero por ahora no las quieren sacar porque sería más invasiva la operación», expresó.

No es esta sin embargo su herida más grave: «Lo otro más complicado es mi ojo izquierdo porque el martes de mañana empecé a ver manchas negras». Consultado de urgencia, el oftalmólogo constató una lesión en el humor vítreo a raíz de la cual presenta coágulos que dificultan su visión. «Y bueno, es irreversible. Así viviré con esos coágulos en la vista de por vida o hasta cuando alguno llegué a reventar y forme un derrame». 

De esta forma valiente asume Falfaro las consecuencias de desarrollar una profesión de riesgo. Y a pesar de las secuelas que arrastra piensa en la preocupación de sus compañeros y les informa sobre sus heridas.

Es el suyo un testimonio vital que compromete al sindicato en la consecución de un protocolo de seguridad, para atenuar al máximo los riesgos de esta sacrificada profesión.