ACTUALIZADO | 20/07/2018 - 22:59

Nuevo hito ciudadano en Salto

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Nuevo hito ciudadano en Salto

Publicado en:

En el aniversario del golpe cívico militar de 1973, fue colocada anoche en la seccional Salto de AEBU una placa en memoria de los sindicalistas de esa ciudad quienes, desde ese local, lucharon contra la dictadura.

Walter Dantaz, el presidente de la seccional, dijo a Radio Camacuá que la colocación de esta placa se enmarca en la conmemoración del mes de los derechos humanos y se realiza el día en que se cumplen 45 años del golpe de Estado. Se trata de una actividad conjunta con la Intendencia de Salto «en memoria de las actividades que esta seccional desempeñó antes, durante y después de la dictadura», dijo. Ello representa el reconocimiento de haber estado 
«siempre acompañando a la gente, a los trabajadores y al pueblo en la resistencia en los días nefastos que nos tocó vivir en esa época», agregó el dirigente.

En la placa que luce desde ayer el frente de nuestro local que da a la calle Brasil —al lado de su puerta de ingreso— puede leerse: «En esta seccional se realizó la última sesión de la vieja CNT antes del golpe de Estado». Se recuerdan en ella también los nombres de quienes representaban en ese momento a los diferentes sindicatos.

Este nuevo hito ciudadano «va a quedar grabado en la memoria del pueblo de Salto» y se ha podido realizar «gracias a la resistencia y a la lucha de compañeros que en su mayoría hoy no están, pero que nos han dejado sus enseñanzas y grandes valores morales», entendió Dantaz.

Durante el acto, el consejero Martín Erniaga consideró que este homenaje «es el triunfo de la solidaridad y de la lucha de un gremio que sabe de qué manera hacerse fuerte, unirse y proyectarse hacia delante». 

En el curso de su intervención destacó la importancia de los testimonios visuales en las ciudades «para nuestra vida y en nuestra memoria» y se remontó luego a un acontecimiento de 1956, cuando se inauguró el primer monumento en homenaje a Federico García Lorca erigido en el mundo. Este hito ciudadano se ubicó sobre los grandes riscos presentes en las barrancas del Río Uruguay, sobre la rambla salteña. 

La ceremonia de inauguración de aquel monumento al poeta español fue complementada por una presentación de la Comedia Nacional. Durante su desarrollo la española Margarita Xirgú, directora de ese cuerpo, representó la escena final de Bodas de sangre. Erniaga recordó una anécdota que ese mismo día quedó indisolublemente ligada al monumento: «La historia emocionante de Margarita Xirgú cuando se inauguró y de cuando un salteño —quien no la conocía— se conmovió ante aquella madre que lloraba por su hijo. Terminado el acto le dijo: ‘Señora, no sé donde está su hijo, pero voy a hacer lo posible para que aparezca’». Ese salteño «es el pueblo de Salto y esto es proyectarnos en la memoria e ir hacia delante», dijo Erniaga. «Estas placas son hitos y mojones que nos atan y nos obligan a seguir adelante en esa lucha permanente que es la de los derechos humanos. No existe el luchar por los derechos humanos ‘hasta acá’. La lucha por los derechos humanos es permanente, es continua, es como una carrera de postas en la cual entregamos el testimonio para que otro lo continúe y nos proyectamos como especie, como raza y como nación en esa lucha».

Entre los participantes del acto, además de las autoridades de la Seccional Salto y de los dirigentes llegados desde Montevideo, destacamos la presencia del intendente doctor Andrés Lima; del director de Cultura Jorge de Souza; de Nelly Rodríguez, directora de la Unidad de Género y Generaciones, y María Noel Rodríguez, directora de Turismo. También concurrieron representantes del PIT-CNT, el Mides, Crysol y otras numerosas organizaciones.