ACTUALIZADO | 16/02/2018 - 18:27

Trabajadores y BROU coinciden en custodia policial

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Trabajadores y BROU coinciden en custodia policial

Publicado en:

Tras alcanzarse una prórroga en la custodia policial para los blindados del Banco República, el consejero del sector oficial Gonzalo Pérez se extendió ayer en el programa Hora de Cierre de Radio Sarandí sobre diversos aspectos que complicaron el desempeño de este servicio en lo transcurrido de este año. 

«En este caso, el banco y el sindicato coincidíamos en la necesidad de que la custodia de los valores la realizara la Policía. No existía una contraposición del sindicato con el directorio del banco o con su administración, porque teníamos los mismos fines y de hecho la dificultad estuvo en el Ministerio del Interior. El 23 de noviembre el ministerio le envía una nota al Banco República diciendo que a partir del 31 de diciembre en los departamentos de Maldonado y Rocha no se iba a poder brindar la guardia policial para custodiar los camiones del banco. Ahí estuvo la dificultad. Ella requirió montar una mesa de negociación en el Ministerio de Trabajo, un pedido de entrevista del sindicato con el Ministerio del Interior, y finalmente ayer [por el miércoles], el ministerio aceptó la inclusión de una guardia policial para los blindados del Banco República a partir de mañana [por hoy] o a más tardar, del lunes que viene». 

El integrante del Consejo del Sector Financiero Oficial —órgano que condujo todas las negociaciones sobre este punto— estimó que la alcanzada «es la solución a una situación excepcional y zafral, porque los cajeros automáticos que tenemos en las costas de Rocha  y Maldonado se ven incrementados en volumen y en trabajo, justamente hasta marzo. Más allá de la solución que atiende a esta situación particular de la temporada de verano, efectivamente hay una decisión del Ministerio del Interior de ir retirando la guardia policial [a los blindados del BROU] en todo el país a los efectos de atender a su tarea más específica que tiene que ver con la custodia ciudadana a nivel nacional». Se trata de una decisión que, dijo Pérez, habrá que tratar de revertir mediante negociaciones para que el servicio continúe. 

Único responsable el Ministerio del Interior

Ante versiones agrupacionales mencionadas por el periodista, que atribuían al Banco República el retiro de la guardia policial a las remesas, Pérez reiteró que no le cabía ninguna duda de que la responsabilidad era únicamente del Ministerio del Interior. Para ello afirmó: «En el día de ayer [por el miércoles], en  horas de la mañana, el banco expuso las comunicaciones que había tenido con el Ministerio del Interior a los efectos de solicitarle esta custodia y también se nos mostró una nota del Ministerio del Interior del 23 de noviembre donde anticipaba que el 31 de diciembre vencía el contrato que el banco tenía con el ministerio para cubrir ese servicio». 

Riesgo innecesario para trabajadores

Consideró «un error la difusión pública de aspectos de seguridad» mientras se dilucidaba si la Policía retornaba a dar protección a los traslados de dinero o si sería una empresa privada la que prestaría la custodia. «Nadie expondría en el almacén de la esquina las dificultades de seguridad que tiene en su domicilio. Este fue un error que se cometió por parte de algunos compañeros del sindicato que expusieron las dificultades de seguridad en un momento en que se estaba negociando, porque la radio no solo la escucha la gente honesta, también la escuchan los deshonestos. Decir que la seguridad durante esos días no era lo suficientemente profesional, exponía sin dudas a los compañeros que en esos momentos estaban saliendo  a reponer el dinero [de los cajeros automáticos]». 

Otro reparo expresado por Pérez «tiene que ver con los trabajadores de Prosegur que son afiliados al sindicato y que de manera profesional —porque están autorizados por el Ministerio del Interior— suplieron a algunos compañeros del banco que no se subían a manejar los blindados [por decisión individual]». Enfatizó al respecto que la vida de los trabajadores de Prosegur «es tan valiosa como la de cualquier otro trabajador del sistema financiero».