ACTUALIZADO | 17/05/2019 - 12:59

Abrazo solidario con compañeros del gas

Abrazo solidario con compañeros del gas

Publicado en:

Una delegación de AEBU llevó hoy su solidaridad a los dos trabajadores de Montevideo Gas quienes ya llevan una semana realizando una huelga de hambre en defensa de su fuente de trabajo.

En total fueron nueve los consejeros centrales (pertenecientes a las agrupaciones 98, 17 y 1955), encabezados por su presidente Elbio Monegal, que se hicieron presentes en la carpa ubicada al lado del Cabildo. 

Monegal se interesó por la salud de los compañeros Óscar Castro y Maximiliano Camaño —trabajadores que continúan esta huelga— y recibió «la primera noticia buena para nosotros». Se trata de la constatación de que ellos se encuentran bien y que quien debió interrumpirla por el deterioro de su estado de salud, Ernesto Sasías, se recupera satisfactoriamente en su lugar de internación. 

Nuestro presidente expresó que se hacía presente junto a la conducción del gremio para transmitir todo el apoyo y la solidaridad del sindicato. «Entendemos por lo que están pasando porque nosotros en la actividad privada trabajamos para multinacionales. Ustedes trabajan para una multilatina que, encima, es propiedad de un Estado gobernado por un neoliberal que ha decidido una reestructura sin reparar en los costos sociales. Los neoliberales solo miran los números, que los números den y lo demás no les importa». 

Al final de la visita, Elbio transmitió su deseo de que esta situación «se resuelva de la mejor manera, de la manera más rápida, y que su huelga tenga un correlato positivo para el desenlace de este conflicto».

«Estas cosas nos hacen fuertes, sentirnos rodeados», respondió Maximiliano Camaño, uno de los huelguistas. Por su parte Oscar Castro, el restante, expresó su «enorme reconocimiento a ustedes y al resto de las organizaciones que han pasado y pasan día a día por esta carpa y demuestran que a esta altura esta no es una lucha del sindicato del gas sino una cuestión de todo el movimiento sindical uruguayo».