ACTUALIZADO | 16/04/2019 - 11:10

Todo a nuevo en Daymán

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Todo a nuevo en Daymán

Publicado en:

Este mes de enero, el de mayor dinamismo turístico del año, nuestros dos centros vacacionales hicieron conocer sus novedades a través de la palabra de su director, el profesor Enrique Piazza.

Piazza —director de los complejos turísticos de AEBU en Piriápolis y Termas del Daymán— informó que desde el primer día de la temporada comenzaron a llegar pasajeros a Daymán y que las reservas para febrero marchan a igual ritmo que el año pasado. Las malas condiciones climáticas que vive la zona no han afectado al centro termal, agregó. «La gente está ya reservando para Carnaval y Turismo y esperamos continuar con la misma tendencia que observamos el año pasado, que fue siempre de crecimiento».

Sobre las condiciones en que se encuentra el Juanjo Ramos informó que en este período fueron pintadas todas las habitaciones y reparados algunos pequeños inconvenientes aparecidos con el uso. Los mayores cambios se realizaron en el centro neurálgico del complejo: «Ahondamos más de la mitad de la piscina y se redujo el sector destinado a los niños, adecuando ambos espacios a las necesidades detectadas el año anterior. También hemos colocado pastillas cerámicas en todo el piso de la piscina, que hasta entonces contaba solamente con pintura, de manera que sea más fácil de limpiar y más agradable para los usuarios». Agregó Piazza que desde el año pasado se ha reducido la temperatura de la piscina para los meses de verano y el agua está ahora entre los 18 y los 20 grados, para hacerla más disfrutable.

En Piriápolis se trabajó de buena forma hasta los primeros días de enero —informó—, pero los 16 días de lluvia registrados en los primeros 18 días del mes afectaron en un 50 % la ocupación del sector destinado a camping, mientras que las cabañas y apartamentos tuvieron una concurrencia casi total, similar a la del año pasado.    

El agua fuera de control se constituyó en un azote para el predio. «Una de las seis hectáreas ocupadas por el camping resultó inundada por las continuadas lluvias y ello nos obligó a reunirnos con el alcalde y directores de la Intendencia de Maldonado. Esto sucedió porque hubo que hacer intervenciones no solo dentro de nuestro predio sino también actuar sobre espacios públicos para que el agua siguiera un curso más o menos natural y no quedara estancada por el obstáculo representado por la calle Misiones que pasa por el frente del camping».

La mayor parte de los inconvenientes arriba reseñados son debidos a la presencia de nuevos fraccionamientos que rodean al centro vacacional por el Este y el Norte. La deforestación y el trazado de calles, autorizados sin mayores estudios ambientales, han derivado en estos cambios cuyos efectos no los sufre solamente el Parque Vacacional Piriápolis sino el barrio todo. 

Dentro de este panorama cabe destacar la gestión de los encabezados por Piazza, que con su dinamismo lograron hacer frente y superar la amenaza  climática.