Edición 245


Los directivos de ACAC han emprendido un camino peligroso, marcado por la persecución sindical: 26 despidos y el cierre de trece dependencias en las ciudades donde estuvo su germen institucional.