ACTUALIZADO | 12/12/2017 - 15:43
Edición 247

 

Hasta el presente trabajadores y empresarios se oponían dentro de márgenes previsibles, pero los tiempos han cambiado. Ahora la fuerza laboral debe hacer frente a los efectos de una disrupción tecnológica rápida y furiosa, impulsada por las empresas.